Con este gesto, reconocen a su clase graduanda durante la pandemia.

La pandemia del COVID-19 obligó a muchas escuelas y colegios privados a reinventar las actividades de la clase graduanda con el fin de que los estudiantes logren disfrutar del regocijo propio de ese logro tan importante en sus vidas.

Con eso en mente, el Colegio Adianez, ubicado en Guaynabo, colocó en su verja una foto enorme de cada uno de sus graduandos de duodécimo grado.

“Nosotros estábamos pensando cómo podíamos reconocer a los chicos y darle un poquito de normalidad dentro de este caos que estamos viviendo. Estábamos pensando en varias cosas y una de las cosas que se le ocurrió a la directora (Ana Cristina Sánchez) fue esto de las fotos y lo acordamos”, apuntó la profesora de inglés y moderadora de la clase graduanda, Birbara Mundo Ríos.

Destacó que dada la emergencia que provocó el coronavirus, el toque de queda y las medidas estrictas de aislamiento impuestas por el gobierno supieron que sería “un poco difícil” que los 40 graduados disfrutaran de los eventos y la graduación planificada desde agosto pasado.

Por eso, idearon varias actividades, que aún no concluyen, para los graduandos, entre los que hay 27 atletas en los deportes de baloncesto, voleibol, natación y fútbol.

“La verdad, ellos se merecen esto y muchísimo más. Es una clase que son una chulería. Son nenes y nenas bien buenos y es una pena que no puedan pasar por una serie de cosas que los seniors tienen”, afirmó.

Mundo Ríos se mostró confiada en que la experiencia de esta clase graduanda, única por el momento histórico que les ha tocado vivir, les sirva para “sobrellevar” situaciones en su futuro.

La clase graduanda, y todos los estudiantes del colegio, pese a la pandemia, se mantienen tomando sus clases de manera virtual.


💬Ver 0 comentarios