Sammuel González, presidente de la organización Fondos Unidos, indicó que ayer distribuyeron seis vagones de cajas y hoy se encaminaban a hacer lo mismo con ocho vagones. (Suministrada)

Miles de cajas con alimentos frescos comenzaron ayer a ser entregados a familias necesitadas en la isla a través de varias organizaciones sin fines de lucro.

Los productos son comprados en Puerto Rico y Estados Unidos para apoyar tanto a las familias necesitadas, como a agricultores y productores, afectados por la emergencia del COVID-19.

"Llevamos un día y el impacto ya se ve. Tenemos a personas mayores que se han echado a llorar cuando reciben la caja", expresó Sammuel González, presidente de la organización Fondos Unidos.

Esta es una de varias entidades que distribuyen los alimentos que le son entregados por la empresa Caribbean Produce Exchange (CPE), que recibió una asignación de $107 millones del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés).

Los fondos corresponden al programa “Farmers to Families Food Box Program” (F2F), destinado a atender la escasez de alimentos en sus hogares como resultado de la pandemia.

Ángel R. Santiago, presidente de CPE, indicó que, además de asistir a la industria de alimentos y crear 200 empleos, el programa ayudará a atender "el hambre, que no espera y causa estragos mayores a nuestra gente".

"Esta asignación nos permite nutrir al país con productos frescos y proveer una mejor alimentación. También ayuda a reducir el impacto en condiciones de salud y prevalencia de enfermedades que afectan a nuestros ciudadanos, como lo es la diabetes, hipertensión, cáncer, y obesidad”, agregó.

Los productos serán colocados en cajas, que pesan un promedio de 40 libras, en las que se combinan alimentos frescos, incluyendo proteínas, vegetales, frutas, farináceos, lácteos y huevos.

El proyecto tiene el potencial de impactar a 1.2 millones de familias, a razón de 200,000 cajas semanalmente.

Para las entregas a las familias se han unido varias entidades, entre las cuales figuran Fondos Unidos, Iniciativa Comunitaria, Centros Sor Isolina Ferré, Fundación Banco Popular y Fundación MMM, así como entidades eclesiásticas, égidas y proyectos comunitarios.

Esas organizaciones son las encargadas de identificar a las familias que recibirán los alimentos, porque ya conocen las comunidades y conocen dónde hay mayor necesidad.

"Ya distribuimos ayer seis vagones y hoy vamos por ocho vagones", exclamó. "Hay mucha necesidad. Estamos teniendo un 'feedback' de la gente, que súper agradecida y son productos excepcionales. Yo diría que el 70% son productos de Puerto Rico, como leche, huevos y queso".

Por su parte, Marie Estela Cestero, principal oficial de Desarrollo y Comunicaciones de los Centros Sor Isolina Ferré señaló que llevarán los productos a comunidades en Ponce, Guayama, Juana Díaz, Guayanilla, Peñuelas, Salinas, Santa Isabel, Caimito y Canóvanas.

Cestero añadió que, “siguiendo el legado de nuestra fundadora, Sor Isolina Ferré, en los centros promulgamos que la única vida que se vale la pena es la que se vive para los demás”.


💬Ver 0 comentarios