(GFR Media)

Los condominios, residenciales públicos y las cooperativas de vivienda requieren de medidas particulares para evitar el contagio del coronavirus COVID-19 a través de las zonas comunes, elevadores y puertas de acceso, que diariamente usan cientos de sus residentes.

De hecho, las áreas recreativas como canchas, gimnasios, piscinas y gazebos de los condominios deben permanecer cerradas durante el estado de emergencia, por orden administrativa de la secretaria de Asuntos del Consumidor (DACO), Carmen Salgado.

"La junta de directores de los condominios son los llamados a cumplir la orden que dio el DACO", afirmó Salgado, en entrevista con El Nuevo Día.

En la orden 2020-009, la secretaria también pidió a las juntas directivas a limitar el flujo de personas en áreas como las lavanderías y los jardines.

Gabriela Reyes, residente en un condominio en Hato Rey, indicó que sus vecinos están tomando todas las precauciones para mantener el distanciamiento, pero no ha recibido, por parte de la administración, información sobre medidas especiales para controlar el flujo de personas en las lavanderías y otros espacios.

Reyes contó que ella evita salir hasta para botar la basura. "Hasta dónde he visto, todos se están quedando en sus apartamentos", mencionó.

"Mi vecino ayer me llamó para regalarnos pan de agua y mallorcas. Nos los entregó en la puerta de cada uno de los apartamentos y se fue, nada de contacto físico", relató.

Previo a la orden de DACO, la Asociación de Condominios y Control de Acceso había recibido quejas relacionadas a personas quienes no querían permanecer en sus apartamentos, contó la presidenta Mary Ortega. Esa conducta ha mejorado considerablemente, observó.

Ángel Iglesias, residente en un condominio en Río Piedras, relató que en el edificio en el que vive, no se ven tertulias en los pasillos ni zonas comunes.

Además, los vecinos comenzaron iniciativas para reforzar la desinfección de superficies como los paneles de los elevadores. "Básicamente, consiste en la limpieza con wipes desinfectantes cada vez que uses el elevador y las puertas", detalló. La administración, a su vez, ha compartido literatura para prevenir el virus, indicó.

Las cooperativas de vivienda se rigen, por su parte, por sus propias juntas de directores y reglamentos, pues no están bajo la jurisdicción del DACO.

La presidenta de la Cooperativa de Vivienda Jardines de San Ignacio, Milagros Gotay, comentó que allí se tomaron medidas de distanciamiento en los elevadores y la lavandería porque "vimos que se estaban metiendo más de cuatro personas sin el debido distanciamiento". La administración reguló el uso de las lavanderías a solo tres personas simultáneamente, mientras recomendó una cantidad máxima similar de personas por elevador.

Los empleados de mantenimiento, lo cual está considerado como un servicio esencial, trabajan la jornada parcial, para limpiar los elevadores y las áreas comunes.

Gotay dijo, no obstante, que surgió una situación el domingo en la noche, con un grupo de personas que se reunió en el área del jardín después de las 9:00 p.m., en que entraba en vigor el toque de queda. "Estamos pendientes y si hay que tomar medidas, día a día, trabajamos con eso", mencionó.

Entre tanto, el administrador de vivienda pública, William Rodríguez, dijo que se suspendió todo tipo de actividad educativa, recreativa y deportiva en los residenciales, a la vez que se ha instruido a las personas a permanecer en sus apartamentos.

La agencia mantiene activas unas brigadas, de forma limitada, para la limpieza y el recogido de la basura, mencionó Rodríguez. También han habilitado una línea de emergencia, para cualquier intervención psicosocial.

Otros servicios

Por otro lado, el DACO aclaró, mediante consultas, que los servicios de mantenimiento, tanto en jardines como piscinas son considerados esenciales, por lo cual no tienen que verse interrumpidos.

No obstante, Ortega opinó que la principal dificultad es que los condóminos entiendan que los servicios no se podrán ofrecer al ritmo en que se hacía antes de la emergencia, a la vez que se intenta reducir el flujo de personas dentro de los edificios.

"Lo esencial es evitar el contagio. Se puede crear un plan para atender las necesidades, pero no significa que se seguirá ofreciendo el mismo servicio como si nada (estuviera pasando)", recalcó Ortega.

La directora ejecutiva de la Asociación de Condominios invitó a quienes tengan dudas a escribir a la [email protected] Mientras, Salgado exhortó a las personas a enviar sus consultas o confidencias a través del portal www.daco.pr.gov.


💬Ver 0 comentarios