Imagen de la central Costa Sur en Guayanilla. (Suministrada)

El presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier), Ángel Figueroa Jaramillo, aseguró este viernes que los daños en la central Costa Sur pueden ser reparados con recursos internos de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), lo que sería menos costoso que reclutar contratistas como pretende la corporación pública.

De acuerdo con el líder sindical, aunque podría ser necesaria alguna contratación especializada para atender algún aspecto específico en la generatriz luego del terremoto de magnitud 6.4 del pasado 7 de enero que afectó la isla, lo cierto es que la mayor parte de los daños que recibió esa instalación pueden ser corregidos con personal y con los recursos que posee la AEE.

“Si hay urgencia, en realidad, no parece haberla”, dijo Figueroa Jaramillo haciendo referencia a las acciones de la gerencia de la AEE para atender la situación del sistema eléctrico, luego de los daños en Costa Sur.

Según Figueroa Jaramillo, la AEE se propone reclutar a General Electric (GE) para realizar trabajos que pueden ser realizados con recursos internos, pero el personal de esa empresa no entraría a trabajar en la planta hasta dentro de unas dos semanas.

El Nuevo Día reportó que la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA) rechazó un pedido inicial de la AEE para adquirir unos 500 megavatios en generadores de emergencia tras la salida de servicio de Costa Sur.

Específicamente, FEMA determinó que no atendería la emergencia eléctrica tras los terremotos utilizando el mecanismo de “Mission Assingment” y determinó que respondería al pedido de la AEE a través del proceso de Project Worksheet (PW). En términos muy simples, con el mecanismo de “Mission Assingment”, FEMA atiende la emergencia que tenga ante sí solicitando a otra dependencia que atienda la situación y paga la totalidad de esa respuesta. Bajo el proceso de PW, FEMA suele cubrir una parte de los costos de la respuesta y la jurisdicción afectada paga la diferencia.

En este caso, según explicó el director ejecutivo de la AEE, José Ortiz, la corporación pública tendría que aportar el 25% del proyecto de generadores de emergencia.

Ortiz explicó a El Nuevo Día que los equipos en Costa Sur fueron provistos por GE y que la empresa requirió que antes de que su personal acceda a la instalación, se hicieran algunas reparaciones que garanticen la seguridad del personal.

Figueroa Jaramillo aseguró que el personal que conoce el día a día de la AEE está convencido de que la planta puede arrancar en semanas y que las reparaciones no tardarían un año como ha señalado Ortiz.

Figueroa Jaramillo expresó que le parecía una contradicción que la AEE esté dispuesta a esperar dos semanas para la llegada del personal de GE y comenzar las reparaciones, mientras Ortiz y el director de Generación de la AEE, Daniel Hernández, han alegado que necesitan fortalecer la capacidad generatriz de la AEE en apenas 90 días y de cara a la temporada pico de demanda eléctrica.

Según el líder sindical, si hay tanta urgencia, la AEE puede solicitar al personal que ahora trabaja en las reparaciones de la Central Aguirre y que están próximas a concluir, que se traslade a Costa Sur para reparar esa infraestructura.

“Esto se parece a Palo Seco”, dijo el líder sindical al plantear que la verdadera motivación de la AEE es cerrar Costa Sur.

De acuerdo con el líder sindical, en el 2017, la AEE optó por cerrar Palo Seco alegando problemas de seguridad, cuando meses antes ya se había aprobado un plan de reparaciones que pudo haberse puesto en vigor y no se hizo.

“Cómo vas a cerrar Costa Sur sin tener un plan alterno porque una planta no se construye en dos años”, cuestionó Figueroa Jaramillo al señalar que el cierre de Costa Sur responde a motivaciones económicas.

Esta semana, durante las vistas del Negociado de Energía (NEPR) en torno al Plan Integrado de Recursos (PIR), Hernádnez indicó que unas cinco compañías había expresado disponibilidad para proveer generadores de emergencia a la AEE. Entre estas figuran Siemens, el actual consultor de la AEE en el PIR; General Electric, APR Energy, AES, PW Power Systems y Louis Berger Power.

Hace dos años, cuando el sistema colapsó por el huracán María, los trabajos de reparación estuvieron a cargo del Cuerpo de Ingenieros de Estados Unidos y de empresas privadas, cuyos empleados efectuaban trabajos similares al personal de la AEE, pero cobraban al gobierno federal y a la corporación pública hasta 10 veces la paga que reciben los celadores y otros empleados de la utilidad, incluyendo los obreros representados por la Utier.


💬Ver 0 comentarios