La organización Heart 9/11, que se fundó tras el ataque terrorista en Nueva York, ayuda a las víctimas del terremoto en el sur de Puerto Rico.

Peñuelas - La construcción de módulos que servirán como habitaciones para damnificados continuaba hoy, lunes, en el refugio habilitado por el Municipio de Peñuelas en la Pista Atlética, que comienza a verse como una comunidad, en medio de los temblores que continúan impactando la región sur de Puerto Rico.

“Son módulos para proveerle a los niños un lugar seguro, sea para dormir, sea para que terapistas que se han ofrecido para darles terapia del habla, terapia psicológica, terapia ocupacional a los niños que no están recibiendo este servicio dado a que las escuelas las clases no han empezado y no se sabe cuándo van a empezar”, explicó María Oyola, portavoz de la organización Heart 9/11, que dirige la iniciativa.

“Primordialmente para los niños, pero para cualquier persona que lo necesite”, apuntó.

En el refugio de Peñuelas amanecieron hoy 272 personas, 48 de ellos entre las edades de 0 a 12 años. Asimismo, se registraron 18 adolescentes de entre 13 y 17 años. En total, pernoctaron 74 familias en el refugio, incluyendo una mujer embarazada. Tras el impacto de los terremotos, el alcalde Gregory Gonsález dijo ayer que se prepara para instalar una alcaldía móvil en los predios de la Pista Atlética, a donde serán movilizados la mayoría de los servicios del municipio.

La iniciativa de Heart 9/11 se lleva a cabo de forma simultánea, además, en los refugios de Guayanilla, Guánica y Yauco.

La organización nació en Nueva York, luego del ataque a las torres gemelas en septiembre de 2001, y llegó a Puerto Rico tras el impacto del huracán María.

Nosotros respondemos a desastres. Se mueve aquí a Puerto Rico, primero con voluntarios bomberos y policías retirados, a ponerle techos seguros a las casas que sufrieron daños por el huracán María”, explicó Oyola. Desde entonces, la organización ha construido alrededor de 400 techos en Orocovis –donde está su sede–, Morovis, Vega Baja, Barranquitas, Corozal y Naranjito.

La portavoz explico que, tras los terremotos, la movilización rápida de la madera que están utilizando para la construcción de los módulos en los refugios en el sur fue posible debido a que contaban con ella en su almacén en Orocovis, como parte de la reconstrucción de hogares y techos tras el impacto de María. Oyola aseguró que tras la nueva tragedia provocada por los terremotos, la organización planifica continuar impactando la región sur. Para la iniciativa en curso, se movilizaron, también, decenas de personas y propietarios privados en coordinación con la organización.

“Han salido un sinnúmero de personas que han donado paneles, puertas, ventanas. Neftalí Burgos, que es el dueño de la Ferretería del Centro en Orocovis ha movilizado un sinnúmero de personas, negocios en Orocovis, y un sinnúmero de carpinteros que se han ofrecido sea para donar materiales como para donar horas en construir estos módulos”, explicó.

Como parte de su gestión en Puerto Rico la organización, a través de su programa de aprendices, la organización comenzó a entrenar en carpintería a personas de 18 a 60 años.

“Esas mismas personas que ellos han entrenado que siguieron construyendo los techos seguros, esas mismas son las que están respondiendo ahora a la emergencia (por los terremotos)”, manifestó Oyola.

“Mi experiencia con Heart 9/11 es poder ayudar a la gente necesitada y con el entrenamiento que nos dieron de carpintería, poder ayudar a la gente necesitada. Es increíble poder ir a sitios a ayudar gente que de verdad lo necesitan”, expresó Luis Joel Rodríguez Quiles, de 28 años, uno de los voluntarios de la organización.


💬Ver 0 comentarios