Varios ciudadanos afirman que "lo más importante es compartir en familia".

Hacía más de dos años que Sonia Colón no visitaba la playa en Viernes Santo.

Sentimientos relacionados a su creencia religiosa la llevaron a pensar que no era apropiado, pero hoy fue una de cientos de personas que llegaron al área conocida como la “Posita” en Loíza.

Colón estaba junto a miembros de su familia que se ubicaron tranquilamente sobre la arena, bajo una mañana sin nubes, pero con una brisa que soplaba el calor, dejando un escenario perfecto para el disfrute de la playa.

Para Colón, esas oportunidades son importantes para vivirlas con familia cada vez que surge la ocasión.

“Hace más de dos años no vengo a la playa un Viernes Santo… No sé si era por temor a Dios o cosas así, pero me dije que hoy era un día familiar: ‘Voy a compartir con mis hijos’”, expresó Colón.

“Como están las cosas hoy en día, que están malas, lo más importante es compartir en familia”, agregó.

Destacó que tuvo suerte de tener el día libre, mientras que ya mañana tiene que regresar su trabajo.

“No habría break… Era hoy o era hoy”, comentó. “Siempre hay que trabajar y trabajar, y la familia qué”.

Al igual que Colón, otros entrevistados por El Nuevo Día aludieron a las diferencias en las circunstancias familiares, y al entorno social en general, en comparación con hace varias décadas, cuando todavía predominaban algunas costumbres relacionadas a las creencias religiosas que implicaban no salir de las casas ni realizar ninguna actividad para estas fechas.

“Antes no se hacía nada, desde el lunes”, dijo Aida Tossas, sentada bajo una sombra en la playa loiceña. “Pero hay que compartir. Sí es un día feriado, es un aparte, no es uno normal, pero es para estar compartiendo con la familia”.

“Eso es bien importante, mantener el respeto con el aspecto religioso”, añadió. “Uno tiene que ir a la iglesia. Las creencias religiosas son importantes, pero, verdad, son los días libres que uno tiene y cada cual lo disfruta a su manera”.

Mientras, para Jorge Rosas, las rutinas laborales cada vez reducen más el tiempo que tienen las familias para que todos los integrantes puedan estar juntos, por lo que el Viernes Santo se presenta como una de esas oportunidades.

“Con las familias, cuando uno llega a la casa ya es de noche, para cocinar y seguir la rutina diaria, se pierde tiempo”, manifestó Rosas. “Este es un día para compartir como cualquier otro. Uno no debe perder los días porque sea Viernes Santo, quedarse en la casa. El día está precioso, mira pa’llá". 

“En mi caso se respeta la decisión de los demás, pero siempre salimos a compartir en familia. Es un día común.No encuentro que haya que quedarse en la casa porque sea un día religioso. Si es para compartir sanamente, pues está todo bien”, abundó.

Este planteamiento coincide con los cambios en la forma que en que los creyentes practican su fe religiosa o se acercan a su perspectiva espiritual, en comparación con el pasado, según ha sido documentado por estudios en varios países y como comentaron varios expertos religiosos a El Nuevo Día.

En esencia, plantean que, desde hace algún tiempo, las nuevas generaciones dejaron de regirse por ciertos dogmas, aunque eso no significara alejarse de su fe religiosa.

Para doña Doris del Valle, no hay conflicto entre ser creyente e ir a la playa en Viernes Santo, pues entiende que el principal objetivo es mantenerse fiel a los valores que se predican.

Debajo de una de las palmas de la “Pocita”, Del Valle ofreció a este reportero parte del almuerzo que compartía con su familia y que habían llevado en ollas desde su hogar Humacao.

“Después de que uno tenga fe, todo sale bien en nombre del Señor”, manifestó Del Valle.

“Primero uno tiene que buscar de Dios, ir a la iglesia y después, si se puede tener un rato de tranquilidad, y compartir con los hermanos, es bien bonito”, agregó.

En el caso de Colón, después del temor inicial, no se arrepentía de su decisión, pues entiende que no había fallado a su fe religiosa.

“Soy cristiana, pero eso solamente no te hace ser un santo todo el tiempo”, afirmó Colón. “Es saber lo que uno hace, bien, y con respeto”.


💬Ver 0 comentarios