Javier Carrasquillo. (GFR Media)

La Junta de Gobierno del Centro de Recaudación de Ingresos Municipales (CRIM) acordó solicitar a la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) enmendar el plan fiscal que recientemente aprobó para ajustar los estimados de ingresos que recibirán los municipios, indicó el presidente de la entidad municipal independiente, Javier Carrasquillo.

Explicó que a esos efectos solicitaron una reunión con la JSF para explicarle las diferencias que hay entre los estimados que aprobaron en el plan fiscal y los números provistos por el CRIM. Precisó que las diferencias no son cuantiosas, pero pueden provocar problemas económicos en los municipios si no se enmienda el plan fiscal.

“Lo que queremos es que tengan la oportunidad de escuchar nuestras preocupaciones y las razones por las cuales entendemos que sus estimados están fundamentados en premisas incorrectas y una vez ellos analicen eso, si finalmente deciden certificar su plan, que así sea”, dijo Carrasquillo.

“No sirve a nadie que yo simplemente sabiendo que puede haber un error en la premisa que se establece para lograr esos estimados (establecidos por la JSF), notificarlo a los municipios y que eventualmente eso provoque que los municipios no alcancen esos ingresos y le cree una insuficiencia presupuestaria al final del camino”, advirtió.

Carrasquillo precisó que el plan fiscal del CRIM certificado por la JSF establece recaudos para este año fiscal de $1,056,061 mientras que el CRIM los fija en $1,061,459. Agregó que no hubo una discusión de ambas proyecciones previo a la certificación del plan fiscal porque la JSF no proveyó sus números al CRIM hasta tanto convirtió el documento en la ruta fiscal que debían seguir los municipios para este año fiscal y los próximos cinco venideros.

“Los estimados de ingresos que ellos realizan para este año fiscal y los años subsiguientes entendemos que parten de premisas que no son correctas. La diferencia entre ambos estimados de ingresos -los del CRIM y los de la Junta- es de apenas $5 millones en el agregado”, apuntó Carrasquillo.

Destacó que mientras el CRIM indica en sus proyecciones de estimados que serán similares a los de años anteriores, la JSF estima una caída en los ingresos sobre la propiedad mueble y un aumento sobre aquellos a la propiedad inmueble.

“Esa diferencia donde tiene un efecto notable es en la manera en que se distribuyen esos estimados de ingresos por municipio”, afirmó Carrasquillo.

A modo de ejemplo, dijo quepara el Municipio de Ponce el alza en recaudos sobre la propiedad inmueble supone un aumento de $3 millones en ingresos. La misma situación le sucedería a Yauco y a Cidra. Mientras que para Toa Baja la JSF estima un aumento de cerca de $2 millones sobre la propiedad mueble. “Entendemos que no hay base contributiva para ese aumento. Le vamos a notificar al alcalde de ese estimado de ese estimados, pero entendemos que lo vamos a inducir a error. Eso es lo que le queremos dejar saber a la Junta”, dijo.

El alcalde recalcó “confío más en los estimados que hace el CRIM, que lo que ellos (la Junta) están haciendo por la experiencia del CRIM”.

Dijo que por eso quieren una audiencia con los integrantes de la JSF para explicarle estas discrepancias. En esa reunión quieren también que se les explique cómo llegan a la conclusión de que la cartera de deudas del CRIM, que estaría para la venta, proporcionaría $400 millones.

“De dónde lo obtienen. Yo no lo sé porque estamos en el proceso de valorar cuánto vale esa cartera”, aseveró Carrasquillo.

Igualmente, el cuerpo regente del CRIM quiere traer a la atención de la Junta el presupuesto operacional asignado para proponerle que no se elimine el bono de Navidad para sus 512 empleados y que no se reduzca en un 50% la aportación patronal al plan médico. Para esto necesitan conseguir en el presupuesto $900,000.

“Se nos ha permitido, como parte de la certificación del plan, que logremos las economías en otros renglones, pues vamos a trabajar en eso porque no queremos que de ninguna manera nuestros empleados se afecten y más importante en medio de una pandemia”, subrayó Carrasquillo.

Agregó que ya se está haciendo “el ejercicio” de identificar partidas del presupuesto operacional del CRIM para cubrir el plan médico y el bono de Navidad de sus empleados.


💬Ver 0 comentarios