El secretario de Asuntos Públicos y Política Pública de La Fortaleza también dijo que el 2019 debe ser un año importante para la administración Rosselló

La oferta electoral del gobernador Ricardo Rosselló Nevares, de cara a las próximas elecciones generales, depende de que las principales iniciativas de su administración comiencen a generar frutos en 2019.

Los resultados deberían salir como consecuencia de las reformas a las leyes que atienden los temas de permisos, energía eléctrica, contribuciones y las relaciones laborales, afirmó el saliente secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza, Ramón Rosario Cortés.

“Esas son las piezas principales de la competitividad de Puerto Rico... Si en 2019 no se aprovecha para implementar las medidas, va a ser bien difícil tener una carta de presentación de los resultados en el 2020”, dijo en una entrevista con El Nuevo Día.

Rosario Cortés hizo referencia específica a las privatizaciones del sistema eléctrico de modo que baje la tarifa de la luz, a los vales educativos y las nuevas escuelas charter que impulsa el Departamento de Educación para que mejore la calidad de la instrucción pública, y las mejoras en el sistema de la Oficina de Gerencia de Permisos, para facilitar la creación de nuevos negocios.

También, está la reconstrucción de Puerto Rico que debería impulsar una bonanza económica temporera y un aumento en la cantidad de empleos disponibles.

Los resultados de estas iniciativas, como carta de presentación de la administración de Rosselló Nevares, continuarán siendo importantes para Rosario Cortés, quien se prevé como uno de los colaboradores del mandatario en las elecciones generales de noviembre de 2020.

“Ciertamente, de cara a la elección, me gustaría colaborar. Ya se lo dije al gobernador”, señaló. Descartó que vaya a aspirar a algún puesto electivo o en el Partido Nuevo Progresista (PNP).

Oficialmente, Rosario Cortés abandona su cargo como secretario de Asuntos Públicos mañana, último día de este año, aunque puede que se quede unos días más para “terminar unos asuntos”. Su salida, señaló, estaba acordada desde antes de aceptar el cargo en La Fortaleza. Indicó que tiene dos hijos pequeños y prefiere dedicar sus días a tareas que no consuman tanto tiempo.

Su salida se produce en momentos en que existe un vacío en el gobierno en materia de comunicación pública con la vacante que dejó la exsecretaria de Prensa Yennifer Álvarez Jaimes y la renuncia reciente de Rafael Josué Vega, quien ocupaba interinamente el puesto.

Rosario Cortés, además de encargarse de una buena parte de la interacción entre la Legislatura y La Fortaleza, era el portavoz del gobernador en los asuntos de trascendencia pública.

“Yo le he hecho mis recomendaciones (de sustitutos) al gobernador. Le he recomendado dos o tres personas. Se ha hablado por tiempo de esto. No creo que el gobernador tenga la decisión tomada”, dijo el funcionario sobre las vacantes.

El propio mandatario, en una comunicación escrita, indicó que estaría llenando algunos de los puestos para mediados de enero, cuando Vega culmine sus laboresen La Fortaleza.

Rosario Cortés indicó que, por el momento, su intención es regresar a su práctica privada como abogado. Cuando entró al gobierno, renunció a la representación de todos sus clientes. Su expectativa, sin embargo, es volver a regenerar su práctica, especialmente en el campo del derecho laboral.

“No tengo el panorama totalmente claro, pero creo que voy a hacer lo mismo que hice antes de llegar a este puesto. Yo tenía mi oficina privada en la calle Del Parque. Estaré haciendo lo que hacía antes, que era litigios, principalmente”, sostuvo.


💬Ver 0 comentarios