El secretario de Seguridad Pública, Elmer Román, y la comisionada de Ciencias Forenses, Beatriz Zayas. (Ramón “Tonito” Zayas)

El Departamento de Seguridad Pública (DSP) anunció hoy el fin de la negociación de los contratos con dos laboratorios para analizar el contenido de alrededor de 2,000 safe kits acumulados en los anaqueles del Negociado de Ciencias Forenses (NCF).

Sin embargo, a pesar de que en un comunicado del DSP se plantea que los safe kits se enviarán a Estados Unidos “en unas semanas”, se aclaró que los contratos no han sido firmados, por lo que no se pueden identificar los laboratorios. No se indicó cuándo se firmarán los acuerdos.

Se han reservado $3 millones para esta contratación.

"En Puerto Rico no existen laboratorios con la capacidad necesaria para hacer estos análisis, por lo que fue requerida la creación de un grupo de trabajo con la Asociación Nacional de Secretarios de Justicia, la Sociedad Americana de Directores de Laboratorios de Crimen y el Negociado de Ciencias Forenses, para identificar los laboratorios con la capacidad de asegurar la evaluación adecuada de estos safe kits”, sostuvo en declaraciones escritas el secretario de Seguridad Pública, Elmer Román.

Uno de los laboratorios analizaría el contenido de los safe kits y el otro revisaría aquellos en que los resultados resulten positivos, se explicó.

El Nuevo Día publicó el 30 de julio que, para esa fecha, no se habían firmado los contratos. 

El 19 de junio, la comisionada del NCF, Beatriz Zayas, anunció que se había seleccionado un laboratorio, que nunca ha identificado. Ese día, cuando defendía el presupuesto de la dependencia pública en el Senado, la funcionaria mencionó que representantes del laboratorio se encontraban en las instalaciones finiquitando el acuerdo.

Los safe kits tienen el equipo necesario para recolectar y almacenar evidencia como sangre, semen, vellos o cualquier fluido corporal de la víctima de una agresión sexual. Con toda esa evidencia, el NCF intenta levantar perfiles genéticos de agresores sexuales. El análisis de cada “safe kit” puede alcanzar los $2,000.


💬Ver 0 comentarios