La práctica no proviene ni está autorizada por Energía Eléctrica, por lo que debe interpretarse como un intento fraudulento de ganar acceso a información confidencial de los abonados y posible acceso a sus residencias. (GFR Media) (semisquare-x3)
La práctica no proviene ni está autorizada por Energía Eléctrica, por lo que debe interpretarse como un intento fraudulento de ganar acceso a información confidencial de los abonados y posible acceso a sus residencias. (GFR Media)

La ombudsman Iris Miriam Ruiz Class alertó hoy, jueves, a la ciudadanía sobre la posibilidad de que personas mal intencionadas pretendan lograr acceso a sus residencias o información confidencial utilizando de subterfugio una supuesta lectura de contadores de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

Como parte de sus funciones investigativas al atender querellas ciudadanas, la Procuraduría del Ciudadano (OPC) detectó que varios abonados de la AEE están encontrando en las puertas o portones de sus residencias, un aviso de que se le ha imposibilitado a la corporación pública leer el contador de energía, por lo que requieren que el abonado les devuelva una llamada telefónica.

Ruiz Class informó que esta práctica no proviene ni está autorizada por Energía Eléctrica, por lo que debe interpretarse como un intento fraudulento de ganar acceso a información confidencial de los abonados y peor aún, posible acceso a sus residencias.

“Ningún ciudadano debe brindar información sensitiva sobre cuentas, seguro social u otro elemento que  brinde  acceso a sus bienes o identidad, sin cerciorarse que se utilizará para un fin legítimo que él mismo esté reclamando”, comentó.

A partir de los reportes, la OPC sostuvo que ha orientado a los ciudadanos sobre las medidas cautelares que deben tomar para notificar a la Policía si perciben actos sospechosos.

Ruiz Class fue enfática al destacar que cualquier abonado que crea que algo no ocurre bien con cualquier trámite que se derive de su consumo de energía, puede acudir directamente a cualquiera de sus oficinas regionales o llamando al teléfono de su oficina (787)724-7373.

Del mismo modo, a través del (787)521-3434 puede informarse a la AEE sobre este particular.

“A menos que usted radique una querellas de investigación, la AEE no llama a los abonados para requerirle información particular que no se haya provisto de antemano cuando se inició el proceso”, indicó la procuradora.

La Ombudsman añadió que corresponde al ciudadano mantener una actitud alerta sobre estas intenciones fraudulentas y no brindar acceso a información confidencial que no sea a través de los canales legítimos del gobierno o de las empresas privadas.


💬Ver 0 comentarios