Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Arecibo - Luego de escuchar los argumentos de los funcionarios que evalúan la propuesta para establecer un incinerador en Arecibo, varias organizaciones solicitaron que se reinicie el proceso de estudios, informó la portavoz de Madres de Negro de Arecibo, Teresa Sánchez.

La dirigente comunitaria dijo que las organizaciones enviaron una carta a la Administradora de la Región 2 de la “Environmental Protection Agency” (EPA), Judith Enck, objetando la intervención de un funcionario de esa agencia en la solicitud de permiso del proyecto y solicitando que sea relevado del proceso. 

Denunciaron que las declaraciones de Steven Riva, portavoz de la EPA, en una reunión el pasado 23 de mayo en Arecibo, “reflejan la falta de objetividad de dicho funcionario ante la solicitud de los proponentes del incinerador”.

“Nos quedamos boquiabiertos cuando escuchamos al señor Riva, que parecía un portavoz de la compañía Energy Answers, cuando se supone que nos hiciera un resumen del proceso de evaluación de la solicitud de permiso y una exposición objetiva de la tecnología de este proyecto, de lo que hablo fue de la imposibilidad de que pudiera ocurrir una situación donde hubiera una violación de los estándares de calidad de aire por el incinerador”, expresó Sánchez. 

“O sea, que esta operación va a ser perfecta, no hay posibilidad de que cause ningún problema, según este funcionario. Esto no es creíble”, agregó.

Además de Madres de Negro de Arecibo, la carta fue endosada por el Comité de Derecho Ambiental del Colegio de Abogados, el Capítulo de Puerto Rico del Sierra Club y el Comité de Salud Pública y Ambiental del Colegio de Médicos-Cirujanos de Puerto Rico.


💬Ver 0 comentarios