Hasta el martes, al menos siete alcaldes habían solicitado que se aplazara la apertura de los comedores escolares en sus municipios hasta la próxima semana. (GFR Media)

Los comedores escolares de 81 escuelas públicas reanudaron hoy sus operaciones para confeccionar almuerzos para menores de edad, pero el proceso ha estado lleno de tropiezos a juzgar por los señalamientos que han realizado los alcaldes que deben encargarse de distribuir las comidas.

La cantidad es menor a los 122 comedores escolares que el secretario de Educación, Eligio Hernández Pérez, había anunciado ayer que estarían en funcionamiento.

“Mañana abrirán tres más y continuamos trabajando para que otras comiencen el lunes. Seguimos haciendo ajustes para ofrecer servicios en todos los pueblos”, indicó Hernández Pérez en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

Los ajustes, no obstante, no han sido comunicados de manera efectiva, denunció el alcalde de Peñuelas, Gregory Gonsález Souchet. Allí, ninguna de las dos escuelas que estarían cocinando pudieron abrir porque no recibieron alimentos, pero esto no se le notificó al mandatario municipal hasta hoy.

La entrega de alimentos se atrasó debido a los daños que sufrió el almacén de la Autoridad Escolar de Alimentos de Ponce por el terremoto de magnitud 5.4 del sábado, de acuerdo con un mensaje que recibió el alcalde.

“Ayer me reuní con el personal del comedor escolar, incluyendo la directora de la escuela, firmamos todo, todo está corriendo. A las 7:30 a.m. de hoy recibo un mensaje de texto de una de las empleadas de comedor escolar indicando que no había llegado la compra y que se suspendían los almuerzos por hoy. A eso de las 8:00 a.m. se comunica la directora con la preocupación de que los empleados estaban allí desde las 6:00 a.m., que estuvieron allí ayer hasta las 3:00 p.m., y no fue hasta hoy que le dijeron que no iba a llegar la compra (a tiempo)”, relató el alcalde.

“Como a las 9:30 a.m., después que hablo con la directora y la empleada del comedor, un ayudante del secretario (de Educación) me envía un mensaje de texto diciendo que me había llamado pero que no se iban a distribuir alimentos hoy”, señaló Gonsález Souchet.

El alcalde publicó una imagen de dicha comunicación en su cuenta de Twitter para ripostar al secretario de Educación, quien señaló que los problemas en Peñuelas se debían a que la empleada que se supone que recibiría la compra no estaba en su área de trabajo.

“¿Quién está mintiendo?”, cuestionó el alcalde peñolano. “Tenían domingo, lunes y martes para verificar el almacén. Si me hubiesen dicho, yo no hubiese anunciado que estaríamos aquí, la gente estaba llamando, preguntando. Estamos ‘ready’ para distribuir y esperan hasta hoy para decir que no se podía. Peor aún, que el secretario diga que no se recibió la compra por una empleada que no esperó es querer echarle la culpa a quien menos tiene”, añadió.

En Peñuelas, en la escuela Miguel González Bauzá se harían unos 500 almuerzos para los menores de edad de Peñuelas, mientras que en la escuela Daniel Webster se cocinaría para los menores de Guayanilla.

El martes, el secretario de Educación informó que al menos tres comedores escolares en Guayama, Arroyo y Salinas no estarían abriendo hoy debido a que no contaban con alimentos frescos. La entrega se haría hoy.

Asimismo, la alcaldesa de Morovis, Carmen Maldonado, denunció que el Departamento de Educación confeccionaría hoy 600 almuerzos, cuando el municipio estimó que hay unos 4,000 niños y jóvenes.

“Nuestro estimado de niños y jóvenes se acercaba a casi 4,000. Originalmente nos iban a entregar 1,500 almuerzos, luego bajaron a 800 y hoy serán 600, muy por debajo de la demanda”, sostuvo la mandataria municipal.

Sin mayores problemas

Por su parte, el alcalde de Barranquitas, Elliot Colón Blanco, indicó que a lo largo de la tarde determinará si los 900 almuerzos que distribuyó en su municipio fueron suficientes.

“Estamos viendo el flujo de cómo fue la entrega de hoy para mirar los números y ajustarnos, si hay que pedir más o menos almuerzos”, sostuvo.

El mandatario municipal destacó que salvo por un atraso en la entrega de los almuerzos, la distribución a través de 13 puntos que operaban mediante servicarros transcurrió mayormente sin problemas. Temprano en la tarde, Colón Blanco solo había recibido una petición de uno de los puntos de entrega para aumentar la cantidad de almuerzos que tenían.

“Por ser el primer día, hay que hacer unos ajustes en los próximos días para ser más ágil en la entrega”, expresó Colón Blanco.

Debido a este atraso, el alcalde reconoció que ya había filas de carros esperando por los almuerzos, por lo cual la entrega se completó en unos 45 minutos.

“Lo más importante es que vimos buena participación de los padres. En los centros que visité, estaban todos en sus carros, con su protección, con mascarillas, cómo se le explicó en la promoción en redes sociales”, señaló Colón Blanco.

Hoy solo operó un comedor escolar en Barranquitas, por lo que el alcalde adelantó que solicitó a la Oficina Regional Educativa de Caguas la apertura de otra escuela.


💬Ver 0 comentarios