Omar Marrero se reunió con varios funcionarios en Washington.  (GFR Media) (horizontal-x3)
Omar Marrero se reunió con varios funcionarios en Washington. (GFR Media)

Washington - El director ejecutivo de la Oficina de Recuperación y Reconstrucción de Puerto Rico, Omar Marrero, y el secretario de la Vivienda, Fernando Gil Enseñat, discutieron esta semana en Washington el plan de recuperación que ha propuesto al Congreso el gobernador Ricardo Rosselló.

Las reuniones incluyeron a la subsecretaria de Vivienda (HUD), Pamela Hughes, y los administradores adjuntos de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) para Respuesta y Recuperación, Jeff Byard, y de Políticas, Análisis de Programas y Asuntos Internacionales, Dave Bibo.

También tuvieron reuniones con el liderato del Congreso, incluidos asesores del número tres de la mayoría republicana, Steve Scalise (Luisiana), la líder de la minoría demócrata cameral, Nancy Pelosi, el portavoz demócrata en el Senado, Charles Schumer, el número dos demócratas en la Cámara baja, Steny Hoyer, el demócrata boricua José Serrano, y funcionarios del Comité de Asignaciones de la Cámara.

Hace un mes, el gobierno de Puerto Rico presentó al Congreso, como le requirió una ley de asignaciones, un plan de recuperación que sostiene que la isla necesitará $139,000 millones para su reconstrucción. De ese dinero, el gobernador Rosselló calcula que necesitarán $102,000 millones en asignaciones del gobierno federal.

“Ha sido una oportunidad sumamente importante con el fin fortalecer las vías de comunicación entre Puerto Rico y el Gobierno Federal y que se entienda la magnitud que conlleva el Plan de Recuperación para la isla y así reiterar la visión transformadora del gobernador en cuanto al futuro de la isla”, indicó Marrero, en un comunicado de prensa.

El gobierno de Puerto Rico todavía espera por el desembolso de los primeros $1,500 millones en fondos para desarrollo comunitario (CDBG) de HUD asignados por el Congreso. “En el área de la vivienda, los fondos CDBG nos ayudarán a trabajar diversos programas de rehabilitación y reconstrucción de hogares unifamiliares, y reubicación de las poblaciones más vulnerables de la isla”, sostuvo Gil Enseñat.

Mientras, Marrero y Gil Enseñat indicaron que en sus reuniones con el Ejecutivo federal abogaron por la extensión de los decretos de la Casa Blanca que le han evitado pagar costos relacionados al recogido de escombros y medidas de protección de emergencia, tras la devastación causada por el huracán María.

El pasado día 15, FEMA denegó la solicitud del gobierno de Puerto Rico para que se extienda por 90 días el 100% del financiamiento federal a los trabajos dirigidos al recogido de escombros (categoría A) y otros 120 días la plena aportación federal medidas de protección de emergencia (categoría B).

El pleno financiamiento de los trabajos relacionados a la categoría A venció el pasado 16 de agosto. Mientras, la aportación del 100% para la categoría B vence el 15 de septiembre.

Sin una nueva dispensa, el gobierno federal puede exigirle a Puerto Rico aportar hasta el 25% de los costos.


💬Ver 0 comentarios