A las familias cuyos hogares recibieron daños, el municipio les dará maderas para que puedan hacer unos cuartos en los patios de sus residencias. (GFR Media)

Tal como ha estado ocurriendo en otros municipios, en el pueblo de Maricao ha ido mermando la cantidad de refugiados tras los movimientos telúricos ocurridos desde finales del año pasado.

Eran 200 refugiados y quedan 80. Después de los sismos el pueblo se ha ido recuperando lentamente”, dijo el alcalde de este pueblo, Gilberto Pérez Valentín.

Según el funcionario, evaluaciones de las estructuras afectadas han identificado unas 35 viviendas inhabitables. A esas familias, dijo, el municipio les dará maderas para que puedan hacer unos cuartos en los patios de sus residencias, de modo que puedan regresar a sus propiedades.

“La única ayuda (que hemos recibido) es lo que nos dio la gobernadora (Wanda Vázquez Garced) hace varios días”, dijo al especificar que la ayuda fue de $250,000.

Mientras tanto, comentó que hace unos días recibió unos suministros del almacén descubierto recientemente en Ponce.

“Se recibieron toldos, linternas, estufas, gas, pámpers y envases para agua”, dijo.

El ejecutivo municipal resaltó que hace unos dos años una persona que trabajaba en ese almacén le notificó de los suministros que habían allí almacenados y le donaron al pueblo de Maricao agua, toldos y pañales, siendo todos repartidos entre sus compueblanos.

Sobre la polémica que ha surgido por el gobierno no haber dado a conocer antes la existencia de estealmacén y repartir la ayuda recibida, señaló que, en efecto, el almacén tenía un propósito de guardar artículos para ser repartidos en caso de una emergencia.

“Si no se distribuyó a tiempo, algo pasó”, denunció.

En cuanto a si la gobernadora sabía o no de la existencia del almacén, el funcionario cuestionó que, de saberlo, “por qué no actuó con tiempo?”. Sin embargo, comentó que es normal que altos funcionarios deleguen ciertas tareas en otros funcionarios. Agregó que en casos de necesidad y emergencia los funcionarios a cargo “no tienen que pedir permiso” y deben distribuir la ayuda.

Sobre la asistencia al gobierno federal, el alcalde explicó que el municipio de Maricao la solicitó a través de Manejo de Emergencias de la región de Mayagüez mediante el “Formulario 113”.

“Tenemos que tener paciencia y perseverancia. Sabemos que estamos pasando momentos difíciles, de mucha tensión y que ya la gente no cree en el gobierno, pero porque hayan personas que cometan errores no podemos generalizar. Tengamos fe”, concluyó diciendo el alcalde maricaeño, quien lleva 28 años dirigiendo este municipio.


💬Ver 0 comentarios