Una columna con daños en la escuela Ernesto Ramos Antonini.

Una primera inspección ocular en los planteles públicos del municipio de Yauco evidenció que parte de la estructura de las escuelas Ernesto Ramos Antonini y Elvira Vicente no está aptas para recibir a los estudiantes del sistema público.

De esa inspección ocular, el ingeniero estructural Álvaro Polanco señaló, además, que aunque algunos de los edificios evaluados no presentan necesariamente daños que podrían provocar el colapso de edificios, sí registran fallas que representarían un riesgo a la vida de los estudiantes.

“(Este tipo de falla) no representa un peligro para estructura, sino para la gente que está dentro”, explicó el experto mientras señalaba una pared divisoria de los salones de la escuela Vicente que atienda una matrícula de 268 estudiantes de nivel elemental.

El ingeniero explicó al El Nuevo Día durante la visita que algunas de las paredes divisorias de los salones presentan grietas que no afectan la integridad del edificio, pero estas paredes sí podrían ceder con nuevos movimientos sísmicos y caer sobre alguno de los estudiantes.

Estas grietas en las paredes divisorias o extensiones posteriores a la construcción original del edificio aparecen tras un sismo porque, usualmente, no tienen el refuerzo o anclaje necesario, porque se construyen después que se funde todo el edificio. “¿Qué se debió haber dejado los arrimos para los refuerzos? Sí. Pero no sé cómo fue el método de diseño ni la construcción”, señaló.

Los arrimos de refuerzos permiten que la pared tenga conexión con la viga. “Lo que mayormente estamos buscando son grietas fuertes en el piso y las columnas y vigas agrietadas porque sí son elementos estructurales importantes”, señaló el experto que fue subcontratado por una compañía para la realización de las inspecciones.

“Los ingenieros de diseños son los que tienen que determinar, verán nuestros informes, verán nuestras fotos, vendrán y revisarán”, planteó el ingeniero que estuvo acompañado del alcalde de Yauco, Ángel Luis Torres.

El municipio de Yauco tiene 13 escuelas. Tras la inspección ocular, Polanco indicó que somete un informe preliminar que es entregado a la agencia para determinar cuál será el proceder, ya sea hacer reparaciones o demoler la estructura. “Esa grieta es tan grande, su profundidad pasa ya el ancho de un dedo, lo que quiere decir que esa columna falló. Este edificio está en inminente peligro. Ya aquí no hay más nada que buscar”, dijo mientras evaluaba el segundo nivel de la escuela elemental.

En el plantel especializado en artes Ernesto Ramos Antonini se identificaron fallas en una estructura que fue añadida en 2013. El anexo se costeó con un sobrante de fondos del proyecto de Escuelas Siglo 21 desarrollado bajo la administración Luis Fortuño.

La directora de la escuela especializada, Omayra Santiago, lucía abrumada, triste con lo ocurrido. El área impactada es la que alberga los salones donde se imparten las clases de música, teatro y danza. “Esto es fuerte. Todo lo que se podía sacar, se sacó. Aquí está el único salón que tiene piso diseñado para bailar, ay yo no sé, yo no sé qué me voy a hacer”, expresó Santiago que lleva 10 años frente al plantel.

Para Torres, la mayor preocupación es la diligencia en la inspección de los planteles, así como la prontitud con la que esta información se divulgue al municipio y, por ende, los padres.

“Los padres están muy preocupados. Por eso es que muchos de ellos ya han partido a los Estados Unidos con sus niños para tratar de insertarse al sistema escolar de allá”, detalló el alcalde, quien dijo en las pasadas semanas ha recibido sobre 60 solicitudes de licencias sin sueldo de empleados municipales.

“Muchos de los que han solicitado las licencias son padres jóvenes”, añadió.


💬Ver 0 comentarios