En plena emergencia sísmica, ingenieros, el Departamento de Educación y otras agencias evalúan la condición de los planteles escolares.

El Departamento de Educación contrató a tres empresas de ingeniería para realizar las inspecciones de las escuelas públicas, de modo que se pueda determinar si sufrieron daños luego de los terremotos registrados en los últimos días.

Estas empresas se unirán a las compañías contratadas por la Autoridad para el Financiamiento de la Infraestructura (AFI) y la Autoridad de Edificios Públicos (AEP).

El secretario de Educación, Eligio Hernández Pérez, informó que la Oficina para el Mejoramiento de Escuelas Públicas (OMEP) contrató a las firmas ROV Engineering Services; Benítez, Ramos y Asociados y E.A.S. & Associates, PSC, las cuales cuentan con ingenieros estructurales licenciados. AFI, por su parte, contrató a la compañía Ingenium Professional Group.

En total, más de 50 ingenieros se encargan de las inspecciones, sostuvo.

“Nuestra prioridad es la zona sur, específicamente Ponce, Peñuelas, Guánica, Guayanilla, Yauco y Juana Díaz. Iniciamos también las visitas con personal especializado a la región de Mayagüez. Es importante señalar que este proceso será uno detallado, serio y que lo que busca, sobre todas las cosas, es ofrecer seguridad a todas nuestras comunidades escolares”, expresó el secretario de Educación mediante un comunicado de prensa.

Hernández Pérez no precisó cuánto dinero se ha destinado para la contratación de estas empresas, pero indicó que se usarán fondos discrecionales asignados al presupuesto de la Oficina del Secretario de Educación.

El secretario aseguró más temprano en el día que ninguna escuela abrirá sus puertas a estudiantes sin contar con una certificación de un ingeniero que precise que es segura. El secretario reiteró hoy que aún no hay fecha para el reinicio de clases. El personal escolar tampoco debe estar en los planteles, excepto funcionarios autorizados como directores escolares y empleados de comedores escolares que estén cocinando para los refugiados.

Como parte de las inspecciones, Hernández Pérez detalló que los ingenieros evaluarán la planta física de cada escuela, así como el estado líneas de gas, tuberías de agua y cables, entre otros.

“Este proceso será detallado porque estamos hablando de la seguridad de nuestros estudiantes y maestros. A principios de esta semana atrasamos el inicio del semestre escolar y ahora pedimos un espacio para completar este análisis. Cuando este personal especializado culmine sus recomendaciones, las evaluaremos, haremos la toma de decisiones y lo informaremos a nuestras comunidades escolares”, expresó el secretario.

El martes, la agencia detalló que 24 escuelas tenían daños en su infraestructura a causa del aumento en la actividad sísmica que ha afectado, mayormente, municipios de la zona sur. Dos días después, la agencia aún no ha actualizado esa cifra.

“Todas las agencias a cargo de las inspecciones somos conscientes de que la prioridad es asegurar que los planteles estén seguros y aptos para abrir. La determinación del reinicio del segundo semestre se hará según los documentos certificados de los ingenieros licenciados”, sostuvo Hernández Pérez.


💬Ver 0 comentarios