La escuela intermedia Agripina Seda colapsó por completo. (Ramón “Tonito” Zayas)

El reinicio de las clases en las escuelas públicas está en suspenso, luego que el secretario de Educación, Eligio Hernández Pérez, ordenara que ninguna escuela reabra hasta tanto se certifique que su estructura es segura tras los múltiples terremotos reportados hoy al sur de la isla.

“El Departamento de Educación va a asegurar la inspección del 100% de las escuelas a los fines de garantizar a los padres y a las ciudadanía que las escuelas están certificadas por ingenieros estructurales. Si nos toma más tiempo de los previsto…. La salud y la seguridad de los empleados y de los estudiantes está por encima de cualquier consideración académica”, expresó Hernández Pérez en entrevista telefónica.

Originalmente, el inicio del segundo semestre del año escolar estaba pautado para mañana, con la llegada del personal escolar a los planteles. Se suponía que las clases comenzaran el jueves, 9 de enero. Ayer, la agencia anunció el aplazamiento del inicio de clases para el lunes, 13 de enero, pero todo cambió tras el terremoto de magnitud 6.4 reportado esta mañana.

El secretario de Educación señaló que los maestros y el resto del personal escolar no debe presentarse a las escuelas mañana. Sin embargo, cada día se emitirá información nueva para notificar al personal docente y no docente cuándo y dónde deben reportarse a trabajar, añadió.

Hernández Pérez detalló que la Oficina para el Mejoramiento de Escuelas Públicas (OMEP) encabezará la inspección de escuelas. Esta división de la agencia no tiene ingenieros estructurales en su plantilla, reconoció el secretario. OMEP tenía contratada una firma de ingeniería para trabajar con los daños que sufrieron los planteles a causa del huracán María, equipo que se reforzó hoy con la contratación de siete compañías adicionales, detalló el funcionario. Asimismo, Educación recibirá apoyo del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos, añadió.

“Vamos a estar completando nuestro plan de trabajo interno, lo que implica que según se vayan haciendo las inspecciones, vamos a publicar el resultado de las evaluaciones y vamos a ir abriendo escuelas conforme al resultado de las evaluaciones. Eso puede implicar que una escuela quizás no pueda abrir, pero una cercana pudiera abrir y podemos implementar un horario alterno, lo que conocemos como ‘interlocking’, y horarios diferenciados”, manifestó Hernández Pérez.

El Departamento de Educación determinó, en una evaluación preliminar, que al menos 24 escuelas públicas sufrieron algún tipo de daño debido a los temblores. El comisionado de la Oficina de Seguridad y Manejo de Emergencias de Educación, César González, destacó que cuatro planteles sufrieron daños estructurales sustanciales: las escuelas Agripina Seda y José Rodríguez en Guánica, y las Arístides Cales y Carmelina Rodríguez en Guayanilla.

La Agripina Seda colapsó por completo.

“A las 6:00 p.m. comienza el plan de seguridad establecido por los temblores. Todas las escuelas tendrán seguridad nocturna para asegurar que no las vandalicen”, señaló González.


💬Ver 0 comentarios