El secretario interino de Educación, Eligio Hernández, señaló que el comité asesor que evalúa las 11 propuestas dará su recomendación final las próximas semanas. (semisquare-x3)
El secretario interino de Educación, Eligio Hernández, señaló que el comité asesor que evalúa las 11 propuestas dará su recomendación final las próximas semanas. (Ramón “Tonito” Zayas)

La selección de las escuelas públicas que pudieran ser administradas por entidades privadas el próximo año escolar se extenderá hasta el verano, y no será hasta finales de junio que se conocerá si habrá nuevas escuelas chárter en la isla, indicó el secretario interino de Educación, Eligio Hernández.

A juicio del secretario interino, anunciar la selección a poco más de un mes del inicio de clases no dificulta el establecimiento de estas escuelas. El año pasado, se informó la apertura de la primera escuela chárter en la isla, Vimenti de Boys & Girls Clubs de Puerto Rico, en agosto.

“Se trata de un proceso sumamente riguroso, sumamente estructurado”, expresó Hernández.

En enero, el calendario de trabajo trazado por Educación establecía que la selección final se haría en mayo.

Al momento, la agencia evalúa 11 de las 13 propuestas que se recibieron en marzo de las entidades interesadas en administrar escuelas públicas. Dos de las propuestas fueron descartadas porque se entregaron fuera del plazo establecido, precisó la ayudante especial del secretario y encargada de la Oficina de las Escuelas Públicas Alianza, María Cristina Christian Herrero.

Inicialmente, 35 entidades presentaron cartas de intención, el primer paso para documentar el interés en administrar escuelas públicas. No obstante, solo 13 presentaron propuestas formales.

“Algunas decidieron retirarse del proceso motu proprio”, expresó Christian Herrero.

Lío por el reglamento

Entre las entidades que decidieron retirar sus propuestas, se encuentran seis municipios, cinco de los cuales forman parte de la Alianza Municipal para la Educación.

Entre ellos, el gobierno municipal de Coamo había propuesto encargarse de la administración de tres escuelas públicas, explicó su alcalde, Juan Carlos García Padilla. “El proceso fue atropelladísimo y poco transparente en términos de los reglamentos, los términos...”, expresó.

García Padilla indicó que Educación añadió requisitos que no están contenidos en el Reglamento de Escuelas Públicas Alianza aprobado el año pasado, como por ejemplo, la entrega de una carta de intención como primera exigencia o realizar una consulta inicial a la comunidad escolar. La exsecretaria de Educación Julia Keleher reconoció, en enero, que la agencia no estaba siguiendo los lineamientos trazados en el reglamento, al indicar que el año anterior identificaron elementos que supuestamente no funcionaron y los corregirían este año.

El secretario interino reiteró que el reglamento enfrentaría “ajustes”, pero indicó que las enmiendas serán presentadas una vez se complete la evaluación de escuelas chárter este año.

“Es un proyecto que podría lograr una transformación real en la educación, pero una unión de voluntades, de propósito, no veo. Los fondos están, pero el proceso administrativo ha sido bien cuesta arriba”, añadió García Padilla.

El alcalde coameño, además, indicó que la incertidumbre sobre cómo operaría el presupuesto para las escuelas chárter pesó fuertemente en la decisión. Cuando inició la evaluación de posibles escuelas chárter en 2018, Educación estimó que cada operador recibiría $6,400 por estudiante. Al materializarse el acuerdo con Boys & Girls Clubs, la entidad recibió, en promedio, $3,499 por alumno.

“Empezaron con una cantidad de dinero y después terminaron con otra. En un momento dado, nos quisieron dar a entender que la subvención era temporera. No estoy haciendo una escuela nueva, estoy asumiendo una que ya existe, que es responsabilidad del Departamento de Educación”, sostuvo García Padilla.

Una fuente de este diario explicó que tanto los municipios como varias instituciones educativas desistieron del proceso luego que se dieron cuenta de que los cambios en las proyecciones presupuestarias y en los requisitos que les solicitaba Educación convirtieron la creación de escuelas chárter en un proyecto que “no es viable”.

Las expectativas de transformación que estableció el Departamento de Educación son irreales. Las métricas son irreales. Hagamos unos objetivos que sean escalonados, vamos a cambiar la cultura escolar, el entorno físico... No te puedo garantizar que el porcentaje que pasa con proficiente las pruebas (estandarizadas) META sea más alto que para el resto de las escuelas desde el principio”, expresó bajo condición de anonimato un representante de una de las organizaciones sin fines de lucro que participó del proceso.

En agosto, se deberían estrenar, al menos, dos escuelas chárter, pues el año pasado se anunció que las propuestas de las organizaciones Caras de Américas y la Corporación de Servicios Educativos de Yabucoa (Cosey) fueron aprobadas. Ambas entidades usarían este año escolar para prepararse.

La semana pasada, se completó la ronda de entrevistas a los interesados en operar escuelas chárter para el año escolar 2019-2020, detalló Hernández. El sábado, las propuestas pasaron a manos de un comité asesor –compuesto por los decanos de las facultades de Educación de cinco universidades– que se encargará de hacer la evaluación final de las propuestas y recomendar al secretario qué escuelas chárter, si alguna, se deberían establecer.


💬Ver 0 comentarios