Eligio Hernández dijo que mañana se llevará a cabo una casa abierta para los padres en donde se tendrá la certificación de la escuela. (Luis Alcalá del Olmo)

El Departamento de Educación (DE) redujo a 177 la cantidad de escuelas públicas en las que se iniciarán las clases esta semana, en las regiones de Arecibo, Bayamón, Caguas, Humacao y San Juan, de un total de 224 que ingenieros estructurales han clasificado como aptas para abrir sus puertas y recibir estudiantes.

Mira aquí la lista de las escuelas aptas para abrir

“Los ingenieros van al proceso de inspección de las escuelas, ellos emiten la primera recomendación o la certificación”, explicó el secretario Eligio Hernández Pérez.

“Parte de esas inspecciones se discuten en el Comité Interagencial de Inspección de las Escuelas, de ahí hay unos elementos que se toman en consideración, de unas posibles reinspecciones, algunas inquietudes que expresaron los ingenieros y de ahí pasamos a la toma de decisiones discrecional del Departamento de Educación”, sostuvo.

En el caso de las 224 escuelas que los ingenieros certificaron como aptas para abrir a partir de mañana lunes, 27 de enero, el titular aseguró que la razón para la reducción a 177 no responde a que Educación haya encontrado elementos de inseguridad en los planteles, sino a problemas técnicos en las certificaciones, como errores en códigos o comentarios no legibles de los ingenieros.

Hernández Pérez indicó a El Nuevo Día que solicitarían los documentos originales de las certificaciones o copias legibles, que son los documentos que a su vez deberán estar disponibles para los padres de alumnos y la comunidad escolar en los planteles.

“Nuestro compromiso es que las certificaciones como primera fase se entregan a los directores escolares, se discuten, se presenta a todo el equipo del Departamento de Educación y está disponible para los padres. En la segunda fase de divulgación de información estarán los informes disponibles para las escuelas y el público en general”, manifestó durante una rueda de prensa.

Mañana se llevará a cabo una casa abierta de 8:00 de la mañana a 12:00 del mediodía en los 177 planteles certificados como aptos, en la que los padres o encargados de estudiantes tendrán acceso al documento de inspección, así como la oportunidad de conversar con los maestros y personal escolar.

Alrededor de 54,210 estudiantes deberían retomar esta semana sus clases en el segundo semestre del año académico, de un total aproximado de 295,000 matriculados en el sistema público. Una de las preocupaciones es que hay alrededor de 23 mil estudiantes que son candidatos a graduación de escuela superior. Educación evalúa, incluso, la posibilidad de que estudiantes puedan completar cursos a través de una plataforma en línea, fuera de las aulas de clase.

Las clases iniciarán el martes 28 y miércoles 29 de enero, de forma escalonada, en horario de 8:00 a.m. a 1:00 p.m. Los plantees ofrecerán los servicios regulares de desayuno y almuerzo en sus comedores escolares.

En el caso de las escuelas con grados de prekinder a 5to:

28 de enero – prekinder a 3er grado, y educación especial

29 de enero – 4to y 5to grado

En el caso de escuelas de kínder a 8vo grado:

28 de enero – kínder a 3er grado, y educación especial

29 de enero – 4to a 8vo grado

En el caso de escuelas de 6to a 8vo grado:

28 de enero – 6to grado y educación especial

29 de enero – 7mo y 8vo grado

En el caso de las escuelas de 9no a 12mo grado:

28 de enero – 9no y 10mo grado, y educación especial

29 de enero – 11mo y 12mo grado

El reinicio de clases no incluye a las regiones de Ponce y Mayagüez. El secretario de Educación indicó que aún se encuentran evaluando las alternativas disponibles para ubicar a los estudiantes y personal escolar que no podrá regresar a las escuelas colapsadas o cuya infraestructura quedó comprometida debido a los terremotos en el sur. Entre esas alternativas está el uso de carpas, vagones o salones móviles.

Solo en los municipios de Guánica, Guayanilla, Ponce, Yauco, San Germán y Peñuelas hay 87 escuelas de las cuales 65 han sido inspeccionadas. Esos planteles tienen una matrícula total de 27,310 estudiantes, indicó el DE a El Nuevo Día.

No estuvo claro hoy cuántos de esos planteles han sido certificados como no aptos para abrir. Lo que sí está claro es que, ante la continuación de réplicas, podría ser necesario inspeccionar las escuelas nuevamente en el sur. “Va a ser un tema de discusión en la próxima reunión (del Comité Interagencial de Inspección de las Escuelas)”, sostuvo Hernández Pérez.


💬Ver 0 comentarios