Yesenia Torres alegó que su expareja, Reynaldo Garayúa Ramírez, la maltrataba físicamente. (GFR Media)

El abogado de la madre de la niña que fue vista por última vez con su padre la semana pasada en Bayamón, Ramón Rivera Grau, rechazó esta noche la versión de la Policía que apunta a que la menor supuestamente estuvo viviendo solamente con su padre por los pasados cuatro meses

Según el licenciado, los padres de la niña de cuatro años vivieron bajo el mismo techo hasta el 30 de septiembre, día en que, supuestamente, el hombre, Reynaldo Garayúa Ramírez, se llevó a la niña de la casa sin el consentimiento de la madre identificada como Yesenia Torres Robles.

“El 30 de septiembre ella (la madre) le informa a él (el padre) que se iba de la casa y él le dijo que le dejara a la nena para pasar el día. Él no llevó a la menor a la escuela y cuando ella regresó a la casa ninguno de los dos estaba”, detalló Rivera Grau.

El licenciado dijo que prueba de que ambos estaban viviendo bajo el mismo techo es el acta de una vista por pensión alimenticia que se celebró en el Tribunal de Bayamón el 9 septiembre y en la que se evidencia que ambos vivían juntos.

“Del examen efectuado a las partes, surge que aún viven bajo el mismo techo y comparten los gastos en común de la menor, por lo que nos vemos impedidos de recomendar una pensión alimenticia en estos momentos”, lee el documento al que tuvo acceso El Nuevo Día. 

Esta información contrasta con los datos que ofreció más temprano a este medio el comandante del precinto de Bayamón Oeste, el capitán Carlos Rivera, quien aseguró que luego que la madre de la menor acudió al tribunal para diligenciar una orden provisional de custodia, la mujer dio diferentes versiones del suceso y que efectivos de la Uniformada corroboraron que la menor ha vivido con su padre por los pasados cuatro meses.

“Ella algunas veces dice que son hace cuatro meses (que no ve la niña) y, a veces, que fue el día en que se dio la orden de protección”, detalló Rivera.

Ante esto, el abogado de la mujer no rechazó el cambio de versiones y dijo que estas expresiones pudieron ofrecerse en un momento en el que su cliente estuviera “confundida”.

“Ella está súper angustiada, no sabe de su hija hace una semana, está ansiosa y llorosa. Yo te puedo decir que la niña estaba con su padre y su madre el 30 de septiembre”, describió. 

La orden de protección, según el capitán Rivera, se emitió bajo el amparo de la Ley 54 por violencia de género.

Torres alegó que su expareja, que es músico, la maltrató físicamente y que por eso puso fin a la relación.

Sin embargo, el capitán Rivera indicó que la mujer, que desde el jueves visita todos los días el cuartel, también alteró esa versión de los hechos.

“La dama alega que ella se fue de la casa por un supuesto patrón de maltrato, y en otras ocasiones dice que se fue porque quería terminar la relación”, subrayó Rivera.

Sobre estas alegaciones, Rivera Grau dijo que el cambio de versión se pudo haber dado porque la agresión “fue solo un empujón” y que antes de ese incidente no había ocurrido otro de ese tipo. 

“Anteriormente lo que había ocurrido era manipulación verbal y psicológica”, indicó el licenciado. 

Rechaza que la abogada del padre haya presentado moción

Entretanto, Rivera Grau rechazó que la abogada de Garayúa Ramírez haya presentado una moción urgente para resolver la controversia sobre la custodia de la menor. 

“El que presenta esa moción de urgencia soy yo el 1 de octubre y ella (la abogada del hombre) presentó una moción en réplica el día después”, aseguró.

No obstante, el capitán Rivera aseguró que quien presentó la moción fue la abogada del padre esta tarde y que se citó una vista para las 2:00 p.m. de mañana, martes, en el Tribunal de Bayamón.

Rivera Grau tildó de “falsas” las expresiones del oficial y cuestionó la diligencia de la Policía respecto al caso.

Desde que se emitió la orden de protección contra el hombre, la Policía activó un protocolo para localizarlo, pero aún no han dado con su paradero pese a que la Policía colocó un gravamen sobre vehículo de Garayúa Ramírez, realizó una entrevista a un familiar del hombre y visitó, hasta hoy, la casa del padre en tres ocasiones.

Asimismo, el abogado acusó a la abogada del padre de actuar en complicidad para ocultar a la menor, pues no ha contestado ninguna de las comunicaciones que ha intentado tener con la letrada. 

“No contestar lo que hace es abonar al desosiego, lo que están haciendo es confabulando pata esconder a la niña”, acotó.


💬Ver 0 comentarios