Felipe Lozada Montañez, presidente de la Junta de Directores del Concilio de Iglesias de Puerto Rico. (GFR Media)

El presidente de la Junta de Directores del Concilio de Iglesias de Puerto Rico, el reverendo Felipe Lozada Montañez, advirtió este miércoles que "no es el momento de volver a una vieja normalidad" luego de que la gobernadora Wanda Vázquez Garced confirmó ayer que evalúa la reapertura de los servicios que ofrece el sector religioso.

Indicó que aunque las denominaciones cristianas que componen la organización están preparando un plan para comenzar a reunirse físicamente, todavía el país no tiene información confiable para tomar una decisión en esa dirección, así como para reactivar la economía.

"Al no contar con una cantidad suficiente de pruebas no se tiene una estadística confiable, una que nos permita visualizar el camino a seguir, de ese modo las proyecciones presentadas no tienen una confianza aceptable. Como iglesias nacidas de los movimientos reformados, evangélicos y de firmeza en el Evangelio sabemos transformarnos, cambiar, pero siempre en respuesta al Evangelio. Vivimos el Evangelio que ama y nos indica el camino a seguir hablando la verdad, con data suficiente y unas acciones gubernamentales que se ganen la confianza del pueblo. Que se hagan más pruebas, se publique la data y se dialoguen", sostuvo Lozada Montañez a través de un comunicado de prensa.

Sostuvo que hasta el momento el gobierno no se ha comunicado con el Concilio de Iglesias la posible reapertura de los templos y que le preocupa que estas conversaciones se estén llevando a cabo solamente con "sectores parcializados". Pese a esto, el reverendo indicó a El Nuevo Día que están dispuestos a llegar a un etendido.

"En nuestras denominaciones seguiremos dialogando con nuestras congregaciones, parroquias, misiones, ministerios y organizaciones para mirar el mejor momento para comenzar a reunirnos físicamente, es en nuestra libertad y en completo amor al prójimo. Ya estamos escribiendo protocolos dialogados y acordados, se están visualizando distintos escenarios y el reforzar nuestros medios de comunicación. No hemos dejado de ser Iglesia, al contrario, nos hemos demostrado que seguimos siendo Iglesia", sostuvo.

Lozada Montañez recordó que las iglesias que representa han mantenido los templos cerrados y realizando encuentros utilizando la tecnología. Detalló que ante una posible reapertura será indispensable tomar medidas de seguridad como lo son el uso de mascarillas, el distanciamiento social en los bancos de las iglesias, así como la toma de temperatura.

"Estamos observando lo que hice la Organización Mundial de la Salud en términos de distanciamiento social y lo que se está viviendo en otros países donde se ha visto unanueva epidemia luego de la reapertura. Todo eso lo estamos considerando y estamos escuchando al gobierno", acotó.


💬Ver 0 comentarios