Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

A menos de 24 horas del inicio de una huelga en los recintos de Río Piedras y Carolina, el presidente de la Universidad de Puerto Rico (UPR), José Ramón de la Torre, se reúne hoy con los presidentes de los Consejos de Estudiantes de los 11 recintos del sistema universitario.

La invitación surgió ayer, antes de que iniciara la Marcha en Defensa de la UPR, que convocaron la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU) y la Confederación de Asociaciones de Profesores Universitarios.

“De la Torre había informado que se reuniría con el liderato estudiantil como parte del diálogo abierto y sensato que siempre ha promovido entre los diversos sectores de la institución”, sostuvo en el parte de prensa que invitó al cónclave.

Pero la comunicación no menciona los reclamos de los estudiantes, los votos de huelga, ni las recomendaciones que han ofrecido los diversos sectores de la comunidad universitaria en los pasados días para evitar la cuota estudiantil de $800 y atajar el déficit de la institución, que asciende a $240 millones.

Ayer, el presidente del Consejo General de Estudiantes de Río Piedras, Omar Ramírez, aplaudió el gesto, pero se mostró cauteloso con la invitación.

“Levanta suspicacia el momento en que surge la invitación. Todos las acciones de la administración parecen que siguen un programa”, indicó.

A pesar de esto, se expresó esperanzado en que De la Torre escuche los reclamos de los estudiantes.

Durante el encuentro de hoy, Ramírez le solicitará al presidente que derogue la polémica cuota, como exigió una asamblea de estudiantes de Río Piedras y como demandan los otros recintos.

También pedirá la salida de la Policía de los recintos y una reunión entre la gerencia y el Comité de Representación Estudiantil, un cuerpo que se creó en la asamblea para negociar los reclamos estudiantiles.

“Si no derogan la cuota no nos queda otro remedio que iniciar la huelga”, indicó Ramírez.

En el caso de Carolina, el representante estudiantil ante la Junta Universitaria, Javish Rodríguez Rivera, explicó que el aplazamiento del pago de la cuota evitaría la huelga.

El viernes, tras una manifestación pacífica, la rectora Trinidad Fernández acogió una petición de los estudiantes para servir de mediadora y pedirle a De la Torre que aplace el inicio del pago de la cuota de $800 de diciembre a abril. Hoy los estudiantes de Carolina, que estudian en cuatrimestres, deben recibir la respuesta de Fernández.

“Si no aplazan la cuota, con mucha probabilidad que se va a activar el voto de huelga”, afirmó Rodríguez.

Agitada jornada

Una reunión que estaba prevista para hoy entre el claustro de Río Piedras y la rectora Ana Guadalupe en el Colegio de Abogados quedó frustrada cuando la funcionaria se negó a sostener el encuentro fuera de los predios universitarios y los citó a su oficina, informó anoche la profesora Nellie Zambrana, portavoz de los docentes.

Los profesores se niegan a acudir a la reunión en el Recinto en protesta por la presencia en el campus de cerca de 200 efectivos de la Policía. “La presencia innecesaria y costosa de 200 efectivos de la Policía en los recintos universitarios constituye el mayor impedimento para celebrar discusiones y debates en la universidad”, dijo Zambrana.

Además, el Recinto de Humacao celebrará una asamblea de estudiantes hoy. Cayey hará lo propio el martes y Ciencias Médicas el miércoles. Luego de una semana de paralizaciones en varios recintos y la entrada de la Policía a Río Piedras, Bayamón y Aguadilla, esta semana arrancó con una masiva marcha de profesores, empleados y estudiantes, desde el Capitolio hasta La Fortaleza.

Al ritmo de consignas como “a este Gobierno abusador, el pueblo en la calle le da terror” y “la fuerza moral tiene peso electoral”, los manifestantes marcharon por las calles de la vieja ciudad para exigirle al gobernador Luis Fortuño y a la Legislatura que restituyan los fondos que quitaron a la UPR.

Turistas tomaban fotos y transeúntes ofrecían palabras de apoyo a la marea de gente, que se extendía desde la calle Fortaleza hasta cerca de la San Sebastián. Entre 10,000 a 12,000 personas participaron en la marcha, según María Gisela Rosado, presidenta de la APPU.

“La Universidad no es un gasto. Es una inversión”, afirmó el estudiante Waldemiro Vélez.

En un mensaje apasionado, invitó al pueblo a unirse a la defensa de la educación pública y anticipó que si no se aprovecha esa coyuntura se corre el riesgo de perder la universidad.

Rosado, por su parte, afirmó que la educación constituye la mejor arma de un pueblo contra un gobierno al que tildó de tirano. “A los gobernantes y administradores antidemocráticos les da miedo que la gente se eduque y proponga, que piense y cuestione, que invente y divulgue, que no se conforme con lo establecido”, afirmó en un mensaje en que pidió la salida de la Policía de la UPR.

La situación en el Recinto de Río Piedras todavía permanece algo incierta ante la postura del profesorado y de algunos estudiantes de no entrar al recinto hasta que la Policía se vaya.

El jueves y el viernes se reportó una asistencia moderada en el campus. Algunos profesores dictaron cursos en las aceras frente a Plaza Universitaria, una acción que rechazó la administración, mientras que otros entraron a ofrecer sus cursos en sus salones.


💬Ver 0 comentarios