La comisionada residente en Washington, Jenniffer González, aquí al lado del secretario del Departamento de Desarrollo Económico, Manuel Laboy , exigió una investigación de los protocolos de las transferencias en las agencias de gobierno. (Twitter)

La transferencia de $2.6 millones de la Compañía de Fomento Industrial (Pridco) envió a una cuenta fraudulenta se suma a otros casos que hacen más difícil la obtención de fondos federales.

Al menos así lo anticipó la comisionada residente en Washington DC, Jenniffer González.

"Quisiera decir que no, pero una transferencia de esta magnitud levanta unas sombras terribles sobre los procesos en Puerto Rico y los procesos de utilización de fondos públicos", sostuvo González. "Es una nube bien grande que afecta la credibilidad de los procesos".

Agregó que "esto hace más cuesta arriba cuando vamos a pedir fondos, porque cuando lo hacemos, la pregunta es: 'el almacén', 'el arresto a la secretaria de Educación' y ahora una transferencia como esta".

"Cada vez que hay un señalamiento sobre el manejo de fondos en Puerto Rico hace más difícil y lanza más dudas sobre la credibilidad, que poco a poco hemos logrado mejorar, pero es como volvernos atrás", abundó la funcionaria, tras participar de la inauguración del nuevo edificio del Negociado Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés).

El ataque cibernético al Pridco trascendió ayer, miércoles, cuando el Negociado de la Policía divulgó una querella en la que el director de finanzas de esa oficina denunció que alguien a quien no identificó, transfirió $2,609,496.67 a una cuenta fraudulenta al extranjero.

Según la querella, en un caso de fraude conocido como "phishing", alguien envió un correo electrónico a Pridco solicitando que las remesas fueran transferidas a una nueva cuenta en Estados Unidos.

La comisionada residente en Washington DC dijo que solicitó una investigación interna para el recobro del dinero y sobre los protocolos para las transferencias.

"Creo que debe haber una respuesta inmediata, no de meses... Estoy hablando del procedimiento interno. ¿Qué nos garantiza que esto no vaya a pasar mañana o esté pasando ahora mismo?", cuestionó González. "¿Cómo es el protocolo? Si se siguió, entonces hay que revisar el protocolo a la luz de crímenes cibernéticos".

"Evidentemente tiene que haber uniformidad porque hay más de una agencia de gobierno trabajando con cuentas vivas. ¿Qué garantía tenemos de la vulnerabilidad de los sistemas de transferencias de los fondos en las distintas agencias?", añadió.

"La ayuda técnica está disponible no solo del FBI y de la fiscalía federal... Si tenemos que coordinar con el IRS (Servicio de Rentas internas) y otras agencias federales para ayuda técnica, lo hacemos", afirmó. "Pero no puede ser que el uso y costumbre de buena fe sea transferir solamente por un e-mail".


💬Ver 0 comentarios