El Hospital HIMA San Pablo, en Caguas. (GFR Media)

El Hospital HIMA San Pablo informó del despido de 34 personas debido a una “reducción en el volumen de servicios a pacientes”. Entre el personal cesanteado se encuentran 22 empleados del área de enfermería (11 BSN y 11 enfermeros prácticos), además de ocho oficinistas de enfermería, un oficinista de radiología, un escolta y dos oficinistas de admisiones.

La información trascendió en las redes, donde circula una carta fechada el pasado 30 de agosto que firma Ligia Torres Monsegui, directora de Recursos Humanos del Hospital HIMA San Pablo, en Caguas. Manolo Rivera Cubano, portavoz de prensa de la institución hospitalaria, confirmó los despidos, pero no ofreció más detalles al respecto.

La carta de despido fue enviada a los empleados el 30 de agosto. (Suministrada)

“Se han tomado medidas para reducir gastos, por lo que estaremos cesanteando de sus funciones a un grupo de empleados del hospital”, dice Torres Monsegui en la carta de despido, que especifica, además, que el proceso de despidos siguió el convenio colectivo establecido entre la Unión General de Trabajadores (UGT) y el Hospital HIMA San Pablo, de Caguas.

A principios de julio, la UGT denunció atrasos en el pago de salario a empleados del Hospital HIMA San Pablo.

Gerson Guzmán, presidente de la UGT, informó que los despidos tomaron por sorpresa al sindicato ya que no medió la intervención del organismo con la empresa en el proceso de las cesantías.

“Ya le enviamos una comunicación al patrono para solicitar una negociación de las condiciones del concepto y los términos de los despidos, como el pago de la mesada y el plan médico, entre otros”, dijo Guzmán.

Agregó que en la carta de los despidos, de la cual obtuvo copia, tampoco se desprende la fecha de su vigencia y resaltó que esto mantiene a los empleados temerosos de hacer denuncias públicas sobre los despidos por temor a represalias en cuanto a la negociación de los términos de sus cesantías.

El líder sindical reconoció que el paso del huracán María provocó una fuga masiva de población, lo que ha provocado una merma de personas en busca de servicios médicos en todo el país.

“En todos los hospitales hay situaciones similares a esta”, dijo Guzmán, aunque resaltó que el sistema hospitalario de HIMA San Pablo ha sobrepasado otras dificultades económicas en el pasado y advirtió que la planta física de sus hospitales no sufrió grandes daños por el huracán María.

Por otra parte, Guzmán comentó que la UGT mantiene un caso conesta empresa hospitalaria desde hace varios años por el pago del Bono de Navidad de sus empleados.

En cuanto a los recientes despidos, indicó que la unión discutirá con la matrícula de unos 1,000 empleados unionados que laboran en el Hospital HIMA San Pablo, en Caguas, posibles acciones a tomar, aunque resaltó que la acción que tomen, si alguna, dependerá del aval de los trabajadores que trabajan allí.


💬Ver 0 comentarios