El IRS informó a la AEE de la investigación en una carta el  21 de marzo, seis semanas después que abriera una pesquisa de ciertos bonos de la Autoridad de Edificios Públicos. (GFR Media) (semisquare-x3)
El IRS informó a la AEE de la investigación en una carta el 21 de marzo, seis semanas después que abriera una pesquisa de ciertos bonos de la Autoridad de Edificios Públicos. (GFR Media)

El Servicio de Rentas Internas (IRS, en inglés) federal ha ampliado su investigación acerca de los reembolsos que el Tesoro de Estados Unidos ha pagado a Puerto Rico relacionados con parte de la deuda pública de la isla, y ahora también examina cerca de $356 millones en bonos de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

En un informe ante la Junta Reglamentadora de Valores Municipales (MSRB, en inglés), la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf) informó a los bonistas de la AEE que el IRS investiga la serie EEE vendida por la corporación pública bajo el programa de bonos federal Build America Bonds (BABs).

“La AEE se propone responder a toda comunicación del IRS y se propone continuar cooperando con el IRS en relación a los exámenes (que se efectúan)”, reza el reporte de la Aafaf ante la MSRB.

Si bien la AEE coopera con la dependencia tributaria estadounidense, el informe advierte a los bonistas que el gobierno no tendrá que proveer más información sobre el tema, excepto que se requiera notificar de alguna opinión contributiva adversa que afecte la deuda emitida o su carácter exento.

El IRS informó a la AEE de la investigación en curso en una carta con fecha del 21 de marzo, apenas seis semanas después que la dependencia federal abriera una investigación de ciertos bonos vendidos por la Autoridad de Edificios Públicos (AEP). En el caso de la AEP, la pesquisa abarca dos series del programa de Bonos para la Educación en Zonas Cualificadas (QZABs).

Las series que pesquisa el IRS emitidas por la AEP se vendieron en 2011. En el caso de la serie EEE de la AEE, ahora bajo investigación, la transacción se consumó para finales del 2010 invocando el programa BAB. Los BABs, según el prospecto de la emisión bajo la lupa del IRS, serían tributables, pero por ser vendidos a inversionistas de Puerto Rico están libres del pago de impuestos.

A base del reporte de la Aafaf y de documentos en la MSRB, dicha emisión de deuda se vendió en Puerto Rico, en una transacción que encabezó UBS Financial Services of Puerto Rico, BoA Merrill Lynch y Santander Securities. Popular Securities, Barclays Capital, Oriental Financial Services, BBVAPR, Citi, Raymond James, Samuel A. Ramírez & Co. FirstBank Securities y Wells Fargo Securities completaron el sindicato de bancos de inversión.

Nixon Peabody actuó como el asesor legal de la transacción y O’Neill & Borges, como el asesor legal especial para fines de impuestos en Puerto Rico.

Bajo ciertas circunstancias, el Tesoro estadounidense permite a ciertas entidades como la AEE levantar capital y reembolsar a estas hasta el 35% de los intereses que haya pagado el emisor a los bonistas.

Según el prospecto de la serie EEE, la mayor parte del dinero se depositaría en el fondo de construcción de la AEE, mientras otros $50 millones iban a pagar líneas de crédito vigentes.

La pesquisa por parte del IRS surge momentos en que ciertos bonistas y aseguradores municipales de la AEE, así como el gobierno y la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), han pedido a la jueza Laura Taylor Swain que altere el calendario de presentación de argumentos relacionados con la moción que busca nombrar un síndico en la corporación pública.

El tiempo adicional, según documentos en corte, responde a que las partes avanzan para lograr un acuerdo definitivo que permita reestructurar la deuda de la isla.

Pacto en AFI y Puertos

De otra parte, la Aafaf informó ayer que logró un acuerdo preliminar con ciertos bonistas de la Autoridad de los Puertos (AP), transacción que, de concretarse, sería la tercera reestructuración voluntaria que consuma el gobierno.

La Autoridad para el Financiamiento de la Infraestructura (AFI) sirvió como conducto de la transacción vendida en el 2011 y que ahora podría ser modificada.

En un parte de prensa, la Aafaf explicó que el acuerdo contempla que los bonistas intercambien su tenencia actual por una tajada del dinero que tocó a la AFI como resultado de la reestructuración de la Corporación del Fondo de Interés Apremiante (Cofina).

La compensación que recibió la AFI, se indicó, se produjo por concepto de $91.5 millones en reclamaciones de bonos subordinados de Cofina, recursos que ahora se harían disponibles a los bonistas de la AP-AFI, así como una nueva serie que emitirá la AP.

El acuerdo requiere el aval de la JSF.


💬Ver 0 comentarios