Mira cómo el secretario de Estado se defendió por el almacén en Ponce, lleno de suministros sin repartir a las víctimas del terremoto en el sur de Puerto Rico.

El ayudante general de la Guardia Nacional, José Reyes, y el secretario de Estado, Elmer Román, aseguraron que desconocían en detalle la existencia del almacén de Ponce.

La existencia de dicho almacén ha generado indignación entre ciudadanos debido a que contiene suministros no fueron repartidos después del huracán María y en momentos en que el sur y suroeste de la isla atraviesan por una emergencia causada por los eventos sísmicos.

Un día después de que fuera emplazado públicamente por la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para que dé explicaciones, el ayudante general de la Guardia Nacional indicó que "es triste que personas con intereses políticos traten de manchar la imagen de este servidor y de la Guardia Nacional de Puerto Rico".

"El informe que estas personas han presentado público es un 'afteraction report'. Cuando se cierran las operaciones de María, del centro de distribución regional, que es un sitio a parte, no es este almacén, sino es un centro de distribución que se estableció para María, hicieron unos inventarios y los entregan como parte de los procesos, de las operaciones", indicó Reyes a su llegada a La Fortaleza para una reunión con la gobernadora Wanda Vázquez.

"Ese informe, cuando se entregó, para comenzar, este servidor estaba retirado. Así que yo no vi ese informe, porque yo me retiré en diciembre de 2017. Estuve retirado 14 meses", agregó. "El entendimiento de este servidor es que todo lo que estaba en esos centros de distribución regional pasaron al control de Manejo de Emergencias. Es el Manejo de Emergencias la responsable de mantener sus inventarios".

Asimismo, detalló que "el plan contempla siete almacenes y el plan está aquí. Yo lo tengo presente. Y todo el mundo sabe lo que es el plan. Establece que hay siete almacenes: dos administrados por FEMA, dos administrados por NMEAD, pero es la agencia a la que le corresponde mantener los inventarios, no dejar que las cosas lleguen a la fecha de caducidad, porque hay unos procesos para disponer de eso".

El contrato para ese almacén tenía vigencia durante el paso de Román como secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP), antes de que fuera designado por la gobernadora al Departamento de Estado.

Román dijo que para ese entonces impartió "la instrucción de que se hiciera un inventario de lo que hay ahí y que cuando transcurra una emergencia, todos esos suministros se van a distribuir".

"Como secretariode DSP, se dispone que se ejecuten los planes por los comisionados", añadió. "Era la responsabilidad del comisionado en ese momento hacerle los inventarios para asegurarse que una vez que hubiera una emergencia que se sacaran esos suministros".

"Yo hice mi trabajo y me aseguré que se hicieran las cosas", afirmó. "La instrucción, fuera lo que fuera, una botella de agua o un pañal, eso salía desde el primer día".


💬Ver 0 comentarios