Desde la izquierda, Luis Torres y Loderay Bracero, portavoces del Movimiento Estudiantil del Recinto de Rio Piedras de la Universidad de Puerto Rico. (horizontal-x3)
Desde la izquierda, Luis Torres y Loderay Bracero, portavoces del Movimiento Estudiantil del Recinto de Rio Piedras de la Universidad de Puerto Rico. (Alex Figueroa Cancel)

Portavoces del Movimiento Estudiantil del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico indicaron hoy que rechazan el plan fiscal que la institución entregará mañana a la Junta de Supervisión Fiscal.

La UPR tiene hasta mañana para entregar el plan, según ordenó la Junta fiscal federal en una carta de su directora ejecutiva, Natalie Jaresko, al solicitar una nueva versión del mismo.

Una de las portavoces, Loderay Bracero, indicó que el plan supone un aumento en el pago de la matrícula y la imposición de cuotas, así como de incremento en el costo de servicios que ofrece la UPR a los estudiantes.

“Nosotros los estudiantes nos mantenemos firmes en que nos oponemos a ese plan fiscal. Va en contra del estudiantado, en contra de toda la comunidad universitaria”, expresó Bracero. “Hacemos un llamado a la comunidad para que se organice en contra de ese plan fiscal”.

Por su parte, el también portavoz, Luis Torres, señaló que estas medidas “obligan a los estudiantes a seguir endeudándose con los préstamos”.

El plan fiscal de la UPR tuvo que ser enmendado luego de que Jaresko solicitara que se cierren los déficits presupuestarios, reestructure los costos de matrícula, refljeje una nueva estructura para el sistema de enseñanza, precise los ahorros que se proyectan en el programa de mejoras capitales y muestre más detalles sobre la reducción de personal y los fondos federales.

En cuanto a la matrícula, Jaresko sostiene que los ajustes deberían ser consistentes, predecibles y entendibles para años futuros, de modo que no se tenga que entrar en incrementos grandes y repentinos. 

Del mismo modo, la funcionaria indicó que la Junta de la UPR debe mostrar cómo empleará todas las herramientas que tiene disponibles para reducir el impacto del alza en la matrícula entre los estudiantes más necesitados económicamente.

“Ese aumento de matrícula está ahí mientras ellos siguen comparando con las universidades de Estados Unidos, mientras la UPR es un servicio social”, dijo Bracero. “La Junta de Gobierno (de la UPR) tiene la potestad de cambiarlo, pero sabemos que todo es en base a la Junta de Control Fiscal, según sus enmiendas”.

“Nos oponemos también a una supuesta beca de $50 millones que estaría en el plan fiscal, que supuestamente va a amortiguar ese aumento en la matrícula, pero nada garantiza que eso va a ser implementado”, añadió. “Vamos a seguir organizándonos en contra de ese plan de la universidad de achicarla, blanquearla y ponerla para una élite sin considerar la mayoría del país y la clase trabajadora”.

De concretarse la implementación del nuevo plan fiscal, Torres dijo que el Movimiento Estudiantil que han comenzado a coordinar actividades de manifestación con diversas organizaciones que representan a sectores supuestamente también se verían afectadas, como la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes (HEEND), Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios, Profesores Autoconvocados en Resistencia Solidaria (PAReS) y la Unión Bonafide de Oficiales de Seguridad de la UPR (UBOS).

Los portavoces indicaron que la primera actividad fue convocada para mañana, martes, a las 11:00 a.m. mañana, cuando celebrarán un piquete frente al Recinto de Río Piedras de la UPR.


💬Ver 0 comentarios