La Unidad de Control de Vectores utiliza la bacteria Bti para controlar el Aedes aegypti. Mira cómo lo hacen

Bayamón - Una proliferación del mosquito Aedes aegypti hembra mantiene a este municipio bajo la lupa del equipo de movilización comunitaria de la Unidad de Control de Vectores de Puerto Rico.

La población de mosquitos ha creado tolerancia a algunos insecticidas comunes usados en Puerto Rico. (Luis Alcalá del Olmo)

La propagación, que se registró en el 2017 en los municipios del área metropolitana, indujo a la operación de aplicación de larvicida, que se inició este mes por primera vez desde una guagua pick-up en algunas comunidades del municipio, como la urbanización Valencia.

“Valencia es unas de las comunidades que son parte del proyecto de larvicida en Bayamón. Este proyecto es en colaboración con el municipio de Bayamón, y comenzamos el miércoles a asperjar con un larvicida biológico, que se llama VectoBac WDG. Esto se va a utilizar en unas pick-up, como se hacía antes, pero en este caso se va a utilizar un larvicida. El larvicida lo que hace es que mata la larva del mosquito”, abundó la supervisora del Programa de Movilización Comunitaria, Julieanne Miranda Bermúdez.  

VectoBac WDG (elaborado por Valent Biosciences, Illinois), que está hecho a base de la bacteria Bacillus thuringiensis subespecies israelensis (Bti), será el producto biológico que la unidad estará utilizando para combatir la propagación del vector.

Según el portal de la entidad, el Bti es una bacteria no tóxica que se encuentra en el suelo.

“Así que nuestro propósito es acabar con el ciclo del mosquito. La larva tiene que comerse unas esporas que tiene el larvicida. Esto solo es nocivo para las larvas del mosquito. Es la primera vez en Puerto Rico que se hace utilizando una 'pick-up'”, abundó Miranda Bermúdez.

El proyecto comenzó en dos comunidades del pueblo para comprobar que el larvicida está llegando a los lugares de interés. De lo contrario, el equipo realizará los ajustes necesarios para mejorar la técnica.

“Nosotros lo que queremos evaluar y conocer es que el proyecto de larvicida llegue a los recipientes que nosotros entendemos que son los que pueden tener criaderos de mosquitos. Así que, durante este proceso, se estará haciendo una evaluación para saber si fue efectiva”, expresó Miranda Bermúdez.

Cuando la etapa inicial culmine, el equipo determinará de qué forma se puede expandir el programa y cuáles serán las siguientes áreas por impactar.

Seduciendo al Aedes aegypti hasta la muerte

Como parte del proyecto de control de vectores, cada lunes un equipo de movilización comunitaria acude a la urbanización Valencia para darle mantenimiento a las trampas conocidas como Ovi-trampas Autocidas para Hembras Grávidas (AGO, por sus siglas en inglés), que que previenen la propagación del mosquito Aedes aegypti hembra.

Estos esfuerzos dirigidos por la unidad son parte de una campaña contra el mosquito Aedes aegypti en esta zona, donde se ha proliferado el vector que transmite el zika, dengue y chikungunya. (Luis Alcalá del Olmo)

En la urbanización Valencia se han instalado una docena de trampas distribuidas de forma aleatoria en cada 250 metros cuadrados de la comunidad. El proyecto durará de noviembre a febrero de 2019.

La organización utiliza el mismo método de vigilancia que el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), que consiste en desplegar trampas de mosquitos en diversas partes de la isla y luego analizar los tipos de vectores encontrados.

“La trampa que utilizamos es la trampa AGO. La trampa tiene agua, una paca de heno; ese heno lo que crea es una infusión con el agua y eso lo que hace es que atrae al mosquito hembra que está a punto de poner sus huevos. Lo que significa que ya picó”, detalló la supervisora del Programa de Movilización Comunitaria mientras los trabajos de mantenimiento comenzaban en los previos de una residencia de dicha comunidad.

Estas trampas desde el 2012 se desarrollaron por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades para atraer y atrapar los mosquitos Aedes aegypti hembra que propagan virus como el zika, el chikunguña y el dengue.  

Los mosquitos y huevos colectados pueden utilizarse para hacer múltiples pruebas. Los análisis detectan presencia de virus y resistencia a insecticidas. 

Los datos recopilados por la unidad ayudan a informar y a apoyar los esfuerzos para controlar el mosquito. (Luis Alcalá del Olmo)

“Cuando nuestro equipo de campos viene a instalar las trampas, nosotros orientamos a la comunidad de por qué es importante conocer la población del mosquito. El Departamento de Salud no ha notificado casos, pero es bien importante conocer cuántos mosquitos hay en la población porque, si de momento, hay una epidemia en Puerto Rico, ya nosotros sabemos los lugares que tenemos que impactar”, añadió Miranda Bermúdez.

En el proyecto también participa los técnicos de vigilancia Luis Marrero, María Roubert y Jovanny Rodríguez.

“Una vez ya las trampas están asignadas en una plataforma que nosotros tenemos, se les asignan los trabajos a los técnicos. Ellos ya saben lo que tienen que hace. No dependemos de que las personas estén en su hogar porque estamos localizando las trampas que sean de fácil acceso. Las personas que tienen asignadas una trampa no se tienen que preocupar por la misma”, sostuvo el supervisor del equipo de campo de la unidad, José C. Sánchez.

Las personas se podrían infectar por picaduras de hembras infectadas, que a su vez se infectan principalmente al succionar la sangre, según la Organización Mundial de la Salud.

La unidad usa trampas para monitorear la cantidad de la población de mosquitos en lugares específicos.

“Les damos mantenimiento semanalmente. Esto consiste en cambiarle la cámara de captura, que es la parte de arriba, y cada ocho semanas se hace un manteamiento completo, que es cambiar el agua y el heno”, Sánchez.

La mayor forma de reproducción de este vector es depositando sus huevos en recipientes que acumulan agua, usándolos como criaderos

Los huevos del mosquito pueden sobrevivir sin agua por un año.


💬Ver 0 comentarios