La elección especial será el 29 de marzo. (GFR Media)

El Partido Nuevo Progresista se verá forzado a celebrar una elección especial el 29 de marzo para llenar la vacante dejada por Larry Seilhamer en el Senado cuando ayer, último día de radicaciones, dos aspirantes presentaron sus documentos, indicó el comisionado electoral de la colectividad, Juan Guzmán Escobar.

El mismo 29 de marzo el Partido Demócrata celebrará su primaria presidencial en Puerto Rico.

El martes radicó su candidatura Keren Riquelme, contratista del Senado y profesora universitaria. Riquelme llegó tercer en la elección especial de noviembre, cuando fueron electos William Villafañe y Héctor Martínez como nuevos senadores por acumulación.

Ayer radicaron Wilson Colón Rivera, quien llegó último en dicha elección especial con 338 votos y Eugenio Matías, quien no logró entregar los endosos requeridos para aspirar a Senador por acumulación en la primaria de junio.

El Nuevo Día supo que existe un gran malestar en la cúpula ante las candidaturas de Colón Rivera y de Matías, ya que se les ve como candidatos débiles frente a Riquelme, quien logró 11,471 votos en la elección de noviembre.

Ya el PNP había logrado que el policía Gregorio Matías, quien llegara cuarto en la elección de noviembre, no radicara para la elección especial.

Guzmán Escobar indicó que el martes se celebrará una reunión con representantes del Partido Demócrata en Puerto Rico a los fines de lograr que se utilicen los centros de votación habilitados para ese evento y que en estos los electores novoprogresistas voten por su nuevo Senador por Acumulación.

"Es para abaratar costos", dijo Guzmán Escobar.

Aunque no es comparable al haber menos candidatos, la elección especial del noviembre le costó al PNP entre $80,000 y $90,000.


💬Ver 0 comentarios