Luis Pérez Vargas. (Luis Alcalá del Olmo)

El Senado dio paso esta tarde el nombramiento de Luis Pérez Vargas como nuevo director ejecutivo de la Oficina de ÉticaGubernamental (OEG).

Pérez Vargas fue avalado unánimemente y ahora pasa a la Cámara de Representantes para su evaluación.

Al favorecer el nombramiento en su turno en el hemiciclo, el senador independentista Juan Dalmau Ramírez reconoció que no tenía ante sí un solo señalamiento ético o legal para votarle en contra. Reconoció que se han entablado pleitos contra la OEG a raíz de una serie de despidos en que Pérez Vargas estuvo involucrado como director de Recursos Humanos, pero dijo que eso no era suficiente para no favorecerlo.

“Eso, en sí mismo, no es algo que sea inusual cuando asumes la posición de director de Recursos Humanos. Sería injusto de mi parte utilizar eso como plataforma única para desaprobar la designación”, dijo. “No existe conflicto de interés, director ni aparente. No hay un choque filosófico o un señalamiento de conducta ética o ilegal”, añadió.

El senador popular Cirilo Tirado lo describió como una “gran designación”.

Dijo que en la vista de confirmación de ayer tuvo la oportunidad de preguntarle a Pérez Vargas sobre si llevaría “de la mano” un contratista a una agencia de gobierno, en obvia alusión a las circunstancias en que la exdirectora de la OEG, Zulma Rosario, promovió la contratación de una empresa privada en el Departamento de Educación.

“Se limitó a decir que se va a mantener en sus funciones como director de la OEG”, dijo Tirado. “No se va a convertir en el promotor de un contratista”.


💬Ver 0 comentarios