Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Thomas Rivera Schatz se acomoda en el podio, asume su emblemático gesto de trepar la ceja izquierda casi a la altura de la línea del cabello y dispara. Sin darse cuenta o tal vez adrede -quién sabe lo que hay dentro de la cabeza de la gente- se dispara a sí mismo.


💬Ver 0 comentarios