No se descarta el desarrollo de inundaciones en áreas con poco drenaje. (GFR Media)

El Servicio Nacional de Meteorología (SNM) anticipó que hoy, sábado, será un día con un patrón del tiempo entre “llueve y escampa” con posibilidad de tronadas debido a una vaguada que continúa cerca del área local.

El meteorólogo del SNM Carlos Anselmi indicó a El Nuevo Día que estas lluvias se podrían concentrar en áreas del norte y este de Puerto Rico.

“La lluvia se debe a otro parcho de humedad que tenemos hoy entrando por el área que está generando algunos aguaceros por en la costa norte y este de Puerto Rico. Ya en la tarde, el viento continuará trayendo nubes y lluvias en ocasiones en estas áreas mencionadas”, explicó el experto.

Anselmi indicó que no se puede descartar el desarrollo de aguaceros fuertes y tronadas en el interior y sur de Puerto Rico como parte de la humedad que arrastre el viento en la tarde que podría combinarse con los efectos locales.

La agencia meteorológica no descarta el desarrollo de inundaciones urbanas en aquellas áreas con poco drenaje.

“Ya a partir de esta noche las condiciones comienzan a mejorar a medida que penetre una masa de aire mucho más seca reduciendo la actividad de lluvia. Para mañana domingo se espera un día mayormente soleado y temperaturas típicas para los meses de invierno”, resaltó el meteorólogo.

Pese a las lluvias y la humedad presente en el área local, Anselmi dijo que las temperaturas máximas durante el día de hoy deberán permanecer en los medios 80 grados Fahrenheit en áreas urbanas y entre los bajos 80 a altos 70 grados Fahrenheit en áreas más altas.

La estación meteorológica en San Juan registró ayer una temperatura máxima de 84 grados Fahrenheit, mientras que la mínima fue de 72 grados Fahrenheit.

Condiciones marítimas tranquilas

Entretanto, las condiciones en el mar mejoraron, según la agencia meteorológica, con oleaje que apenas asciende hasta los seis pies en aguas mar afuera en el Atlántico.

“Ahora mismo el oleaje continúa entre cuatro y seis pies mayormente en el Atlántico y el canal de la mona. Mientras que, en el mar Caribe, específicamente, en aguas costeras del oeste y sur de Puerto Rico el oleaje estará entre uno y tres pies de altura. Ya en las aguas mar afuera del Caribe deberán rondar entre tres y cinco”, puntualizó Anselmi.

El riesgo de corrientes marinas sigue alto para la costa norte desde los pueblos de Aguadilla hasta Dorado.


💬Ver 0 comentarios