En la foto, de izquierda a derecha, la comisionada residente Jenniffer González, el capitán King, jefe del Coast Guard en Puerto Rico; el senador Marco Rubio; y el capitán Huller, del Distrito 7 del Coast Guard, durante una visita a las instalaciones del (semisquare-x3)
En la foto, de izquierda a derecha, la comisionada residente Jenniffer González, el capitán King, jefe del Coast Guard en Puerto Rico; el senador Marco Rubio; y el capitán Huller, del Distrito 7 del Coast Guard, durante una visita a las instalaciones del

El senador republicano Marco Rubio y la comisionada residente Jennifer González mantienen sus esfuerzos fijos en lograr que el proyecto de asistencia de desastres aprobado en el Senado federal pase también el filtro de la Cámara de Representantes y obtenga la firma del presidente Donald Trump, con una enmienda que pondría límites al Departamento de la Vivienda (HUD, en inglés) en favor de Puerto Rico.  

Esa enmienda daría un máximo de 90 días al HUD para que publique cuáles son los requisitos con los cuales debe cumplir una jurisdicción para aplicar a fondos asignados.

“Nosotros podemos aprobar una ley y proveer fondos, pero si las agencias no distribuyen los fondos, eso es problemático”, subrayó Rubio, quien se encuentra de visita en la isla junto a la comisionada para recibir una actualización sobre el estado de los esfuerzos de recuperación tras el paso de los huracanes Irma y María.

‘Es una burocracia que hay que trabajar porque las personas son impactadas por eso”, reiteró.

El senador enfatizó en que el Congreso ah asignado a Puerto Rico una cifra histórica de más de $43,000 millones para la recuperación tras los huracanes, pero reconoció que la mayoría de ese dinero no está en la isla.

“Desafortunadamente tres cuartas partes de esos fondos no han llegado todavía. Parte de nuestra función es hacer todo lo posible para quitar impedimentos a que esos fondos lleguen”, sostuvo el congresista en respuesta a El Nuevo día.

Un análisis de este medio reveló que hasta el mes pasado la disponibilidad de fondos relacionada directamente con la reconstrucción de Puerto Rico se quedaba en $1,507 millones del programa de desarrollo comunitario para atender desastres (CDBG-DR) del HUD.

“El principal impedimento para recibir los fondos CDBG ha sido que las guías para la utilización de los fondos no han sido publicadas por HUD. Al no se publicadas por Vivienda federal Puerto Rico no puede someter su plan y por lo tanto no es aprobado, no va a vista pública y el dinero no se desembolsa”, apuntó González.

“Estamos hablando de más de $8.3 mil millones que están detenidos simplemente porque HUD, que es la agencia federal, no ha hecho la publicación”, denunció la comisionada.

Tras un acuerdo con la Casa Blanca y el liderato de la Cámara de Representantes, el Senado de Estados Unidos aprobó en 23 de mayo un proyectode asistencia por desastres que incluye -además de la enmienda de los 90 días- $600 millones en asistencia nutricional de emergencia y otros $304 millones adicionales en fondos del programa CDBG-DR. El congresista y la comisionada esperan que la Cámara apruebe la medida una vez inicie sesión el 3 de junio. 

Rubio sostuvo que el reto burocrático es también un problema que enfrentan otras jurisdicciones como en la Florida. Según dijo, en dicho estado hay ciudades aún en espera de recibir fondos asignados en el 2016.

“Tenemos ciudades por ejemplo en el norte de la Florida que no han recibido fondos del 2016. En los cayos tenemos gobiernos locales que han tenido que sacar líneas de créditos para completar proyectos”, manifestó.


💬Ver 0 comentarios