La especialista en lenguaje de señas, Wilma Rodríguez, visitó a una comunidad aislada en el barrio Montones, de Las Piedras, para alertar sobre el impacto del fenómeno atmosférico.

Las Piedras - En el sector Los Bizcochos del barrio Montones en Las Piedras residen 11 hermanos, de los cuales siete de ellos, sufren de sordera profunda.

La especialista en lenguaje de señas Wilma Rodríguez se dio a la tarea de visitar el área para informarles que la tormenta tropical Karen pasaría por la zona acompañada por una considerable cantidad de lluvia y, a su vez, cerciorarse que están debidamente preparados en caso de una emergencia.

Alfredo Rodríguez es uno de ellos. El hombre vive solo en una pequeña estructura de cemento donde permaneció durante el huracán María de septiembre de 2017. Luego de múltiples intentos, Rodríguez finalmente abrió la puerta de madera.  

“Mientras estaba haciendo una labor con FEMA, descubrí esta área en Las Piedras donde viven 11 hermanos sordos. No ven noticias porque no entienden lo que están diciendo”, explicó Rodríguez.

“Esta comunidad específicamente no sabe señas formales, las únicas son las naturales. Es un poco más difícil comunicarme con ellos. Están aislados a las demás comunidades”, agregó.

Rodríguez recalcó que los sordos no acuden a las oficinas gubernamentales para solicitar ayuda.

“Piensan que no habrá alguien que los pueda ayudar y no ven razones para ir. La mayoría de estas personas no van para pedir algún tipo de ayuda. No pueden comunicarse, ni recibir llamadas, solamente mensajes de textos si tienen (celular) porque algunos ni eso”, destacó.

La comunicadora también fue a la residencia de Mercedes Rodríguez, hermana de don Alfredo. Allí le entregó una hoja con los números de La Oficina para Manejo de Emergencias en Las Piedras.

“Pasamos (huracán) María en la casa y se nos inundó”, compartió Carmelo Rivera Solís, esposo de Mercedes. “Se metió agua mucha por debajo de las puertas y las ventanas porque no tenemos tormenteras. Se mojaron los muebles, las camas, la ropa, todo”.

Pero la principal preocupación es que no han podido recoger agua potable debido a que están sin el servicio.

“La presión no llega y tenemos un poco agua”, señaló don Carmelo.


💬Ver 0 comentarios