El laboratorio de Salud Pública del gobierno es el único que realiza las pruebas en Puerto Rico. (AP)

Luego de múltiples reclamos al gobierno sobre la restricción de las pruebas de coronavirus (COVID-19), el Departamento de Salud ajustó la guía para la toma de muestras en Puerto Rico.

El documento, que fue distribuido a todos los médicos del país, establece que ahora los galenos son los que deberán usar su criterio para determinar si un paciente tiene signos y síntomas asociados al virus y si, por lo tanto, debe ser sometido a la prueba.

Pese a que la guía sostiene que la presentación de síntomas es fundamental para la toma de la muestra, la gobernadora Wanda Vázquez Garced indicó esta mañana en una entrevista radial (WKAQ – 580 AM) que si un paciente acude a su médico y este sospecha que puede estar contagiado con coronavirus, lo puede referir al laboratorio de Salud Pública para que le hagan la prueba sin que cumpla con este criterio.

“Antes de que se flexibilizaran estas reglas, los requisitos eran tener los síntomas con historial de viaje, actualmente se han flexibilizado esas reglas, donde el médico tenga a su juicio una impresión diagnostica de que a estas personas se le tenga que hacer la prueba”, explicó la gobernadora.

Este medio solicitó a La Fortaleza una aclaración de las versiones encontradas, pero al momento no ha recibido respuesta.

No obstante, la guía de Salud establece que las prioridades para la prueba deben incluir:

1. Pacientes hospitalizados que tienen síntomas o signos y síntomas compatibles con coronavirus.

2. Personas que presenten síntomas como adultos mayores de 65 años o más.

3. Individuos con condiciones crónicas o con un sistema inmunológico comprometido. Por ejemplo, que padezcan de diabetes, enfermedad cardiaca, recibiendo medicamentos inmunosupresores, enfermedad pulmonar crónica o enfermedad renal crónica.

4. Toda persona que dentro de los 14 días del comienzo de los síntomas tuvo contacto con otra persona contagiada con coronavirus. Esto incluye a los profesionales de la salud.

5. Cualquier persona que tenga un historial de viaje desde los países más afectados por la pandemia dentro de los 14 días de la aparición de los síntomas.

La guía señala que las infecciones documentadas en el país y la transmisión comunitaria conocida también podrían ayudar a tomar una decisión respecto a la realización de una prueba.


💬Ver 0 comentarios