(semisquare-x3)
Los profesores y estudiantes realizaron la investigación “Desafíos de la comunicación en un país incomunicado: La comunicación en Puerto Rico tras el paso del huracán María”. (GFR Media)

Las secuelas del huracán María no se hicieron esperar, y los estudiantes tenían mucho que contar.

Cuando la Universidad del Sagrado Corazón (USC) reabrió sus puertas el 13 de octubre del año pasado, poco más de tres semanas después del fuerte azote de este ciclón, las historias que compartían los universitarios coincidían en las dificultades que el fenómeno había causado, principalmente sobre la comunicación.

Algunos, mayormente los que se hospedan cerca del campus, aún no habían podido regresar a sus pueblos a ver a sus familiares y allegados. Otros, residentes del área metro, enfrentaban como el resto del país obstáculos para llamar y conectarse con seres queridos tras el colapso del sistema de telefonía celular y la red de energía eléctrica que tardó meses en recuperarse.

Ante este panorama, la necesidad de contestar interrogantes, y las dificultades que manifestaban los estudiantes, se convirtieron en vehículo de ayuda en la búsqueda de un mayor entendimiento de la situación y de encontrar soluciones a futuro.

“Estábamos haciendo otra investigación de las cuentas de Twitter de los legisladores, pero llegó el huracán (María) y entendimos que esto era más apremiante”, expresó Mirelsa Modestti González, directora del Centro de Investigación y Estudio Creativo (Comunica), de la Escuela de Comunicación Ferré Rangel.

Fue así como, a través del curso Métodos de Investigación en Comunicación y del Seminario Integrador en Producción Audiovisual, se logró que 102 estudiantes de la USC participaran en un trabajo investigativo para indagar los retos que tuvo la ciudadanía por la crisis de comunicación en el país, los medios que utilizaron para mantenerse informados y qué hicieron para comunicarse.

“Desafíos de la comunicación en un país incomunicado: La comunicación en Puerto Rico tras el paso del huracán María” fue el título de la propuesta de investigación que dirigió Modestti González, con la colaboración de los profesores Rosa Sesentón Pérez, Aileen Estrada Fernández y Francisco Arencibia, entre otros.

Los resultados de la investigación se presentaron el viernes en la Escuela de Comunicación Ferré Rangel.

“Diseñamos un cuestionario con 17 preguntas que incluía los retos y las horas y días que estuvieron incomunicados”, explicó Modestti González.

Durante el receso de Acción de Gracias y Navidad, posterior al paso del huracán, los estudiantes se tiraron a la calle a trabajar. En total, lograron una muestra de 946 residentes de 71 municipios, con una participación mayormente de mujeres (60%), en su mayoría entre 21 y 30 años (48%).

“Los estudiantes que fueron (en busca de respuestas) no son los mismos que regresaron”, comentó Modestti González.

Mencionó que unos estudiantes que fueron a Maricao entrevistaron a unas personas que les dijeron que ellos eran los primeros en visitarlos tras el ciclón y en preguntarles cómo se encontraban.

Entre los datos sorprendentes, Modestti González mencionó que 58% de los encuestados pasó el huracán sin poder comunicarse con sus seres queridos. La radio fue el medio predilecto para mantenerse informado, seguido de redes sociales y prensa escrita. Además de buscar señal de celular en lugares remotos y peligrosos, los teléfonos de línea fueron mencionados como el medio que más usaron para comunicarse.

“Los medios de comunicación de antaño siguen teniendo efectividad, por ejemplo, teléfonos de línea. Si el país pudiera enfocarse en reconstruir (ese sistema), sería muy efectivo”, dijo Omar Rivera Echevarría, asistente de la investigación y presidente del Consejo de Estudiantes de la USC.

“Comunica es del entendido que tenemos que fortalecer la competencia de investigaciones entre los estudiantes y la facultad. Comunica tiene una doble función: académica y práctica”, señaló Gabriel Paizy, director de la Escuela de Comunicación de la USC.


💬Ver 0 comentarios