El grupo tenía pautado llegar hoy a la isla en un vuelo de Avianca procedente de Bogotá, Colombia. (Archivo) ( ARCHIVO)

Un grupo de más de 30 puertorriqueños, compuesto en su mayoría por estudiantes de intercambio en España, fue retenido anoche en el aeropuerto El Dorado, de Bogotá, Colombia, y será trasladado a la isla en un vuelo que hará escala en Miami, Florida.

Y es que, el aeropuerto de Miami es uno de los puntos de cotejo de coronavirus (COVID-19)para autorizar que los ciudadanos estadounidenses puedan entrar al país y sus territorios después de haber viajado a Europa, según las restricciones impuestas por el presidente Donald Trump.

En el grupo se encuentran Cristina Moscoso, Nathalia Bou y Amanda Rolón. Las jóvenes universitarias estaban residiendo este semestre en la capital española como parte del programa de un intercambio estudiantil entre el recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico y la Universidad Complutense de Madrid.

“El fin de semana pasado estuve de viaje en Suiza, pero al regresar a Madrid y ver el estado en que estaba la ciudad, pensé que lo mejor es regresar a Puerto Rico porque no tiene sentido quedarme en allá encerrada y gastando dinero cuando puedo estar en mi casa”, señaló Bou.

Las estudiantes explicaron a El Nuevo Día que compraron sus pasajes hace dos días y embarcaron ayer en Madrid en un avión de Avianca con escala en Bogotá. Sin embargo, una hora antes de abordar el vuelo que las traería de regreso a la isla, una empleada de la línea aérea y un oficial del US Costum and Border Protection detuvo al grupo de puertorriqueños para notificarle que no podían tener acceso directo a su destino final.

“Nos llevaron a hacer una llamada y nos preguntan los lugares donde estamos. Teníamos que decir Madrid porque somos estudiantes de intercambio. Muchos estábamos este semestre en Madrid y hay otros que vienen de Granada, pero hicieron escala en Madrid. Entonces ellos dicen que, de hoy para hoy, no se puede hacer la conexión directa, sino que tenemos que pasar por un aeropuerto que tiene cierta certificación, que todavía no sabemos cuál es. Nos cambiaron a otro vuelo que va directo a Miami y después viajamos hacia San Juan, esto si no nos dejan en Miami”, explicó Moscoso.

Las jóvenes añadieron que el personal de la línea aérea procedió a quitarles los boletos a los pasajeros vedados y les recomendaron llamar a la embajada o autoridades pertinentes de su país. Ellas han estado en comunicación con la licenciada Frances Vallejo, secretaria auxiliar de Relaciones Exteriores de Puerto Rico, y la licenciada María Vargas, del Departamento de Estado, quienes les están ayudando.

El grupo debe abordar esta noche un vuelo que se estima llegará en la madrugada a Miami y el domingo en la mañana estará arribando a la isla.

Por su parte, el Decanato de Estudiantes del recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico, donde las jóvenes cursan estudios, ha intentado comunicarse con la Secretaría de Estado para conocer de primera mano cuál es la situación, pero no ha tenido éxito.

Mario Alegre Barrios, portavoz de prensa del recinto, indicó que la directriz para los estudiantes era que siguieran las indicaciones que les ofrecían las universidades en las que estaban cursando el semestre. No obstante, aunque los implicados decidieron viajar sin avisar a la institución, el Decanato de Estudiantes se mantendrá monitoreando la situación para ver de qué forma pueden ayudar y orientarlos para que puedan regresar a sus respectivos hogares.


💬Ver 0 comentarios