Heriberto Saurí fue uno de los exfuncionarios de gobierno que alertó sobre la existencia del almacén en Guaynabo. (Gerald López Cepero)

Dos exfuncionarios del gobierno confirmaron hoy, domingo, la existencia de otro almacén arrendado por el Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (Nmead), esta vez en Guaynabo, con decenas de suministros de emergencia en su interior, similar al centro que varios ciudadanos hallaron el sábado en Ponce.

Heriberto Saurí, exdirector de la Oficina de Asuntos de Seguridad Pública, y Jesús Poupart, exdirector del Área de Mitigación del NMEAD, confirmaron a El Nuevo Día la existencia del almacén. En estos momentos se desconoce el estado de los abastos dentro del almacén.

El Nmead paga por el almacén en Guaynabo $17,300 mensuales, según el contrato al que tuvo acceso El Nuevo Día. El contrato fue firmado el 21 de junio del 2018 por el entonces comisionado del Nmead, Carlos Acevedo; el entonces director del Departamento de Seguridad Pública (DSP), Héctor Pesquera y Ricardo Llerandi, quien era el director de la Compañía de Comercio y Exportación.

La Compañía de Comercio y Exportación es la dueña del almacén del Nmead en Guaynabo por el que anualmente paga $207,600 y en tres años debió pagar $622,600. El contrato está vigente hasta el 21 de junio de 2021.

“Ese almacén (de Guaynabo), al igual que el de Ponce, estaban bajo el control del mismo Acevedo y bajo el director de Operaciones, Joel Figueroa", sostuvo Poupart.

En el olvidó, al igual que en María, el Plan de Distribución de Suministros

Saurí destacó que el hallazgo del almacén en Ponce pone al descubierto el mal manejo y la mala coordinación para darle paso al Plan de Distribución de Suministros, uno de los varios documentos contenidos en el Plan Catastrófico. Ese plan debe ser del conocimiento del secretario del DSP y de las 32 agencias de gobierno primarias que deben conocer al dedillo su responsabilidad y el Plan Catastrófico.

Esas 32 agencias, de acuerdo con los estándares federales que debe seguir la isla, son las que deben responder junto con el Nmead y sus contrapartes municipales a cualquier emergencia.

“Eso no se siguió. Esa es la génesis de lo que está ocurriendo”, afirmó Saurí.

“Hay un Plan de Distribución de Suministros que dice dónde se crean esos almacenes y hay centros de distribución en toda la isla. Dice cómo debe funcionar y dónde los alcaldes recogen (suministros) para distribuir en su población”, agregó Saurí.

Los alcaldes, agregó Saurí, deben tener el apoyo de la Guardia Nacional en la distribución de esos suministros.

“De la existencia (de los almacenes), además de Acevedo debió haber sabido -por lo menos- el secretario de Seguridad Pública y (la secretaria de) Familia obviamente porque tiene su rol de manejar todo lo que sea donaciones y distribución. Es un disloque que tienen que reorganizarlo con calma”, sostuvo Saurí.

Ese disloque en la distribución y obviar ese plan de distribución fue lo que provocó un salpafuera días después del huracán María cuando el gobierno de Ricardo Rosselló Nevares -bajo la dirección de la Oficina de la Primera Dama- optó por manejar todas las donaciones y suministros. El resultado fue un caos y miles de puertorriqueños sin agua y alimento.

Saurí dijo que el almacén de Guaynabo, aunque no está en perfecto estado, tiene en su interior radios de batería, suministros para niños, cunas, estufas de gas, luces, casetas y equipo de rescate. para Nino

Mientras que Poupart destacó que antes de que el saliera del Nmead, se hablaba con Pridco para conseguir un almacén con mejores términos de arrendamiento.


💬Ver 0 comentarios