Vista de la unidad hospitalaria móvil que se estableció en el estacionamiento del coliseo Mario Tito Rodríguez que funciona como refugio, en Guánica. (Ramón “Tonito” Zayas)

A tres días del terremoto que estremeció al país el martes de madrugada, algunos expertos en el área de la salud advirtieron hoy, viernes, que en algunos refugios y campamentos que se han establecido tras la emergencia existen condiciones que podrían generar un aumento de enfermedades de fácil contagio.

La falta de agua potable y la congregación de personas parece haber credo condiciones para el desarrollo de enfermedades, como gastroenteritis y conjuntivitis. Y, entre los proveedores de servicios médicos, hay preocupación de que se sumen otras, como influenza y leptospirosis.

El Nuevo Día supo que no fue hasta el miércoles que se instalaron baños portátiles en varios de los refugios habilitados, muchos de ellos a la intemperie, bajo carpas, debido a la preocupación de que se registre otro temblor de similar magnitud del de 6.4 del martes.

“Hemos encontrado muchas enfermedades entre los refugiados de Guánica, como conjuntivitis, virus estomacal y catarros. También hemos tenido que hacer mucha curación de heridas porque muchas personas salieron de sus hogares sin nada”, dijo la doctora Tania Rodríguez, directora programática de Migrant Health Center.

Personal de Migrant Health Center, que tiene 11 clínicas en la isla, ha estado llevando asistencia de salud física y mental al refugio de Guánica y otros pueblos aledaños. Hoy se movilizaron a Sabana Grande.

Según Rodríguez, un aspecto que causa gran consternación es que muchas personas no han dormido ante la expectativa de otro terremoto.

“Estar sin dormir empeora el estado de ánimo y es peligroso para las personas con condiciones mentales”, dijo la galena, al resaltar que esa situación puede exacerbar condiciones previas de salud mental.

Rodríguez indicó que alertó a funcionarios de la División de Epidemiología del Departamento de Salud sobre la posibilidad de que surjan brotes de enfermedades en el área. Resaltó que la agencia envió un hospital rodante que ha brindado asistencia en las áreas afectadas.

“Las condiciones de higiene no son positivas para nada. No hay un control. Todo se está dando de manera bien rústica”, sostuvo, al recomendar el uso de desinfectantes para manos (“hand sanitizers”) en los refugios.

Rodríguez recomendó, además, que las personas traten de mantener la calma, especialmente familias con niños, a quienes exhortó a hacer simulacros con sus hijos para que les den seguridad y confianza sobre cómo actuar durante una emergencia. A los adultos, en tanto, les hizo un llamado a buscar apoyo emocional y sicológico si sienten ansiedad.

Esfuerzo multisectorial

El Colegio de Médicos Cirujanos también envió hoy, viernes, dos grupos de personal de salud a los refugios de Ponce y Guayanilla. Según el doctor Víctor Ramos, presidente de la organización, mañana saldrá otro grupo de médicos, enfermeras, quiroprácticos y sicólogos, entre otros profesionales, como veterinarios y tecnólogos médicos.

“Esto es un esfuerzo de muchas organizaciones. Tendremos también al Colegio de Actores y Productores dándole ‘shows’ a los niños. También colegios de construcción, como plomeros y electricistas, nos van a acompañar”, dijo Ramos, quien mencionó también que Direct Relief los está ayudando con la donación de medicamento y otras organizaciones, como Simed y la Cámara de Comercio, también son parte de esta iniciativa.

Ramos dijo que los brotes son comunes tras eventos como estos, como ocurrió después del huracán María en 2017.

“Las condiciones son bien difíciles. Hay muchos escombros. También hay mucha gente tomando agua de río, y por ahí viene la leptospirosis. Vamos a tener que poner vacunas contra la influenza y tétano… Las enfermedades van a proliferar”, sostuvo.

Su recomendación, comentó, es que las personas afectadas traten de buscar refugio con familiares. Sugirió, además, que el gobierno habilite un lugar seguro fuera del área de peligro como albergue y, a modo de ejemplo, mencionó el área de Roosevelt Roads, en Ceiba.

¿Cómo prevenir enfermedades?

Según Mayo Clinic, la gastroenteritis viral es una infección intestinal que se caracteriza por presentar diarrea líquida, cólicos estomacales, náuseas o vómitos y, a veces, fiebre. Generalmente, se propaga por contacto con una persona infectada. También puede propagarse por ingerir alimentos o agua contaminada.

Aunque para la mayoría de las personas no suelen haber complicaciones, para los bebés, adultos mayores y personas con sistemas inmunitarios comprometidos, esta enfermedad puede ser mortal.

Como medidas de precaución para evitar el contagio de esta enfermedad, se recomienda lavar frecuentemente las manos con agua y jabón durante, al menos, 20 segundos (especialmente después de ir al baño), evitar compartir utensilios (cubiertos, platos y vasos), desinfectar superficies de uso frecuente (como perillas y mostradores) y evitar el contacto con personas infectadas.

Mientras, la conjuntivitis común es la inflamación de la conjuntiva, que es la membrana fina y transparente que recubre el interior del párpado y la parte blanca del ojo. Según explica el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), esta inflamación hace más visibles los vasos sanguíneos, lo que le da al ojo un color rosado o rojizo.

Hay cuatro causas principales de la conjuntivitis: virus, bacterias, alérgenos y sustancias irritantes. Si es causada por virus o bacterias es muy contagiosa y puede transmitirse rápidamente de persona a persona. Para reducir el riesgo de contagio, se recomienda lavar frecuentemente las manos con agua tibia por, al menos, 20 segundos, evitar tocar o frotarse los ojos y evitar compartir maquillaje, lentes de contacto y sus estuches y anteojos.

La influenza es una enfermedad respiratoria de fácil contagio. Sus síntomas, informan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), incluyen fiebre, tos, dolor de garganta, congestión nasal, color corporal y cansancio. Se recomienda evitar el contacto cercano con personas infectadas, cubrirse la nariz y boca al estornudar o toser y lavar con frecuencia las manos como medidas preventivas, además de la vacuna contra esta enfermedad.

Según lo define Medline Plus, la leptospirosis es una infección que se presenta cuando se entra en contacto con la bacteria leptospira, la cual puede encontrarse en aguas dulces que han sido ensuciadas por la orina de animales. Se recomienda, como medida de prevención, evitar en lo posible las áreas de aguas estancadas, sobre todo, en zonas con climas tropicales.


💬Ver 0 comentarios