Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La economista Marcia Rivera fue parte del grupo de investigadores que realizaron el Informe del Índice de Desarrollo Humano. (semisquare-x3)
La economista Marcia Rivera fue parte del grupo de investigadores que realizaron el Informe del Índice de Desarrollo Humano. (André Kang)

Si Puerto Rico quiere salir del estancamiento económico que padece desde hace más una década, el gobierno tiene que combatir la desigualdad y desarrollar políticas públicas centradas en el bienestar de su gente.

Ese es el gran mensaje que ofrece el nuevo Informe del Índice de Desarrollo Humano (IDH) para Puerto Rico 2016, una publicación que por vez primera se elabora en la isla y que contiene casi 300 páginas de investigación, estadísticas y recomendaciones sobre los cambios demográficos en la isla, su sistema de salud, la educación y la cultura, entre otros temas.

“La desigualdad hay que traerla al frente y el disminuirla tiene que ser una meta. Su reducción debe ser el objetivo central de la estrategia de recuperación”, sostuvo la economista Marcia Rivera, quien es investigadora del Instituto Latinoamericano de Educación para el Desarrollo (Ilaedes) y formó parte del comité timón que elaboró el informe.

La también asesora internacional en desarrollo humano insistió en que hay que cambiar las políticas públicas que han llevado al país a la crisis y el estancamiento.

Por su parte, Mario Marazzi, director ejecutivo del Instituto de Estadísticas de Puerto Rico (IEPR), entidad que junto con una treintena de investigadores y académicos hizo posible la elaboración del informe, indicó que la pobreza y la desigualdad son los escollos principales para el desarrollo humano y para salir del estancamiento económico.

Marazzi resaltó que los investigadores de Puerto Rico comenzaron a trabajar en el informe en el año 2014 y utilizaron la metodología del año 2012 –la más reciente en ese momento– del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), aunque reconoció que dicha metodología ha cambiado recientemente. El informe estuvo listo el año pasado, pero el huracán María atrasó su divulgación.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) publica desde la década de 1990 el informe mundial de Desarrollo Humano, en el cual da a conocer los resultados estadísticos de su IDH, pero Puerto Rico no es incluido. Varios países elaboran sus informes nacionales de desarrollo humano desde hace algún tiempo.

Ese primer informe mundial de Desarrollo Humano de 1990 definió el desarrollo humano como “un proceso de expansión de las oportunidades del ser humano, entre las cuales las tres más esenciales son disfrutar de una vida saludable y prolongada, adquirir conocimientos y lograr un nivel de vida decente”. No obstante, incorporó otras que se han reconocido más recientemente, como el medio ambiente y el papel transformador que juega la cultura en el proceso de desarrollo humano.

El informe del IDH para Puerto Rico 2016 utilizó tres dimensiones: salud, educación e ingresos. En salud, el parámetro es la expectativa de vida; en educación, el promedio de años en la escuela; y en salarios, el ingreso per cápita.

Aunque este informe no incluyó la variable de medio ambiente, Marazzi señaló que se incluirá en el próximo informe y mencionó que, entre los datos que han analizado figuran el impacto de las detonaciones de bombas por parte de la Marina de los Estados Unidos en Vieques y los nacimientos con malformaciones genéticas en la isla municipio.

Desde que finalizaron las prácticas y bombardeos en 1999 en Vieques, no ha nacido ningún bebé con malformaciones, manifestó el director ejecutivo del IEPR.

Resultados e implicaciones

“La crisis de Puerto Rico va más allá del estancamiento y de la deuda pública”, expresó Marazzi, al tiempo que lamentó que la isla lleve tanto tiempo implantando las mismas estrategias de desarrollo sin lograr los resultados esperados. Por eso, urgió a repensar el desarrollo en sí mismo.

“El desarrollo humano rompe con el paradigma de que hay que otorgar incentivos contributivos para atraer a los inversionistas”, estrategia en la que ha descansado el modelo económico del país desde el siglo pasado.

“El desarrollo del capital local en Puerto Rico es muy bajo y pocas empresas locales exportan. La política pública de estímulo empresarial privilegia los incentivos a grandes empresas extranjeras, sin un buen sistema de monitoreo del impacto y de los resultados”, manifestó Marazzi.

La publicación, la cual se consigue gratis al acceder a https://estadisticas.pr/informe_desarrollo_humano, incluye un capítulo sobre la salud, la educación y la cultura. En particular, sobre la salud arroja que existe una discrepancia de ocho años entre la longevidad de hombres y mujeres. De esos, tres años se le atribuyen a una mayor exposición de los varones a muertes violentas; pero el que las mujeres vivan más no significa que estarán mejor, pues los últimos años de vida pasan muchas penurias debido a condiciones de salud difíciles.

El IDH de Puerto Rico es de 0.851, lo que lo coloca en el puesto número 31 de 187 países. Eso significa que su desarrollo humano es muy alto. Sin embargo, de los tres renglones de salud, educación e ingresos, en este último es donde peor queda la isla, y baja al puesto 60. “Lo que Puerto Rico no tiene es acceso a los ingresos”, sostuvo Rivera.

El estudio compara el IDH de los que viven en el área metropolitana con el de la diáspora y, en general, son similares, pero en las dimensiones de salud e ingresos hay diferencias marcadas.

Mientras, la diáspora tiene ingresos más elevados que en Puerto Rico, su salud se deteriora mucho más en comparación con los boricuas que se quedan acá, dijo Sarah Huertas, catedrática retirada de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico y una de las investigadoras.

Este informe no es del gobierno ni de Naciones Unidos, aclaró Marazzi, y señaló que en el 2015 se aprobó una ley en la isla que creó la Oficina del Informe del Índice del Desarrollo Humano, estatuto que designó la responsabilidad de preparar la publicación a la Universidad de Puerto Rico con el apoyo técnico del IEPR.


💬Ver 0 comentarios