La cantidad de estudiantes que acuden a los comedores escolares se ha reducido los últimos años. En 2015, 248,367 recibieron la bandeja de almuerzo, cifra que bajó a 223,077 para 2016. (semisquare-x3)
La cantidad de estudiantes que acuden a los comedores escolares se ha reducido los últimos años. En 2015, 248,367 recibieron la bandeja de almuerzo, cifra que bajó a 223,077 para 2016. (Gerald López Cepero)

La reglamentación federal que rige los alimentos que se sirven en los comedores de las escuelas públicas y algunas privadas cambió la semana pasada para permitir mayor flexibilidad en el cumplimiento de las estrictas guías dirigidas a proveer comidas saludables a niños y adolescentes.

Pero los cambios desarrollados por el Servicio de Alimentos y Nutrición del Departamento federal de Agricultura no impactarán dramáticamente las bandejas que se sirven en los comedores escolares puertorriqueños, pues la mayor modificación ya está vigente en la isla.

A partir del próximo año, se podrán servir nuevamente granos refinados en las escuelas, pues se eliminó la regla de que se debía servir un 100% de granos enteros. Se modificó para que los estudiantes puedan recibir 50% de sus alimentos con granos enteros y el otro 50% con granos refinados.

El director de la Agencia Estatal de Alimentos y Nutrición, Roger Iglesias Sepúlveda, explicó que, desde el año pasado, se solicitó una dispensa para que en Puerto Rico se puedan servir granos refinados, particularmente arroz blanco.

“Comedores Escolares está cumpliendo con los cambios en la reglamentación de tener en la bandeja un 50% de granos integrales y el otro 50% es blanco o refinados. Ahora, con el Final Rule (reglamentación final), ya la entidad no tiene que solicitar el waiver (dispensa) de nuevo”, indicó Iglesias Sepúlveda.

Lo que sí cambiará para los alumnos en escuelas de la isla será que tendrán más opciones para tomar leche con chocolate. Las reglas creadas bajo la administración de Barack Obama establecían que solo se podía ofrecer leche sin grasa y leche con 1% de grasa. Solo la leche sin grasa se podía ofrecer con sabores. Ahora, la leche con 1% de grasa también podrá estar saborizada, explicó la nutricionista de la Agencia Estatal, Lourdes García.

La Agencia Estatal de Alimentos y Nutrición es la entidad que vigila que se cumpla con la reglamentación en torno a los programas de alimentación financiados con fondos federales. Esta supervisa unas 33 Autoridades Escolares de Alimentos, entre ellas la del Departamento de Educación, las cuales se encargan de planificar los menús, así como de adquirir y distribuir las comidas.

La directora de la Autoridad Escolar de Alimentos del Departamento de Educación, Francheska Reyes, reconoció que el arroz integral no fue bien aceptado por los estudiantes desde que fue incluido en el menú escolar en 2012.

El reto fue similar en otras jurisdicciones de Estados Unidos, donde son comunes las tortillas o las harinas de trigo refinadas, por lo cual el gobierno federal comenzó a expedir dispensas si se demostraba que los cambios provocaban una presión económica a los distritos escolares o si había aumentado el desperdicio de alimentos, señaló Iglesias Sepúlveda.

Lo que hacemos es que, cuando vamos a servir arroz en la bandeja, usamos el grano refinado, lo que conocemos como el arroz blanco. En el caso de las pastas, el pan y otras presentaciones en el menú, ahí usamos el grano entero, y de esta forma identificamos que era mucho más aceptable el menú para los estudiantes y cumplimos con la reglamentación”, detalló Reyes.

La administración de Donald Trump, además, extendió el período para reducir el contenido de sodio de las comidas escolares, señaló García. No obstante, la nutricionista indicó que Puerto Rico ya cumplió con la meta que se había establecido para el 2018.

En los comedores escolares, los estudiantes tienen la opción de escoger un mínimo de tres de los cinco alimentos que se le ofrecen en el almuerzo: cereal, fruta, hortaliza, leche y carne. Reyes señaló que entre los tres alimentos que escoja el menor, tiene que haber una porción de hortaliza o fruta.

Los alimentos que sirven las Autoridades Escolares de Alimentos deben cumplir tanto con las guías nutricionales como con los tamaños de las porciones para poder recibir fondos federales por ellos.

Las nuevas guías aplican para los servicios de desayuno y almuerzo que se ofrecen en los comedores escolares.

“En las escuelas, tenemos muchos estudiantes que son de bajos ingresos económicos y la mayoría de los alimentos que ingieren vienen del comedor escolar. Tenemos que asegurarnos que sean alimentos saludables, pero también que sean alimentos que se van a comer”, sostuvo García.


💬Ver 0 comentarios