A medida que se continúen identificando necesidades seguirán solicitando las ayudas federales pertinentes, según el secretario de Salud. (Jorge Ramírez Portela)

Tras la declaración de emergencia de salud pública que emitió hace varios días el Departamento de Salud federal, el gobierno local solicitó una dispensa para flexibilizar el acceso a ciertos servicios médicos.

Así lo informó a El Nuevo Día en la tarde de hoy el doctor Rafael Rodríguez Mercado, secretario de Salud, quien resaltó que se trata de una dispensa que ayudaría a suavizar los requerimientos del Plan de Salud del Gobierno a tono con exigencias federales.

“Ya solicitamos el 'waiver' 1135, a través del cual se puede modificar temporeramente ciertos requisitos del programa Medicaid en Puerto Rico con el propósito de agilizar el proceso de servicio y otorgar ciertas extensiones, así como permitir el reembolso durante la emergencia a los proveedores, incluso si no pudieron cumplir con ciertos requisitos que se realizarían bajo circunstancias normales”, informó Rodríguez Mercado.

Según el titular, a medida que se continúen identificando necesidades seguirán solicitando las ayudas federales pertinentes.

“Nos hemos dado a la tarea de identificar aquellas necesidades más críticas surgidas a raíz del sismo que estremeció a Puerto Rico. Hasta el momento hemos identificado servicios de recuperación y la necesidad de vigilancia de salud pública. Sin embargo, esto es un proceso dinámico, por lo que cada día se van recopilando datos”, advirtió el funcionario.


💬Ver 0 comentarios