Hasta el jueves pasado las pruebas realizadas en Puerto Rico ascendían a 12,680. (GFR Media)

La cantidad de pruebas de COVID-19 realizadas en Puerto Rico es incierta porque el Departamento de Salud dejó de comunicar el total de exámenes procesados para, según la agencia, depurar los datos.

Esta información no está disponible desde el viernes, al igual que la cantidad de pruebas pendientes de resultados y el total de casos que son clasificados como inconclusos.

Tampoco se conoce el número actualizado de las pruebas rápidas y serológicas procesadas en el Laboratorio de Seguridad Pública y el Hospital de Veteranos, así como en los laboratorios privados a través de todo el país.

Los únicos totales que se conocen son el de los casos únicos positivos que ascienden hoy a 1,400 y las muertes por el virus que suman 86.

El secretario de Salud Lorenzo González Feliciano dijo la semana pasada a través de un comunicado de prensa que esta información no se divulgaría “hasta tanto sean validados (los datos) y nos aseguremos que toda la información recibida de manera digital fluye adecuadamente”.

Previamente, el epidemiólogo de la agencia David Capó detalló a este medio que la base de datos del gobierno no contaba con un número identificador de los pacientes, sino de las pruebas realizadas, lo que provocó un doble y hasta triple conteo de las personas contagiadas.

El Nuevo Día solicitó una reacción al Departamento de Salud para conocer cuándo actualizarían los datos, pero aún no se ha recibido respuesta.

Hasta el jueves pasado las pruebas realizadas en Puerto Rico ascendían a 12,680, de las cuales 9,313 habían arrojado negativo, 1,940 estaban en espera de resultados y 11 estaban clasificadas como inconclusas.

La falta de precisión en las estadísticas se produce en momentos en que la gobernadora Wanda Vázquez Garced evalúa los informes de los “task force” médico y económico que la asesoran para dar paso a una posible reapertura gradual de la economía.


💬Ver 0 comentarios