Unos turistas caminan frente al golpe que recibió el crucero. (semisquare-x3)
Unos turistas caminan frente al golpe que recibió el crucero. (Gerald López Cepero)

El director ejecutivo de la Autoridad de los Puertos, Anthony Maceira, indicó hoy, miércoles, que los daños en el muelle 3 de San Juan tras el impacto del crucero Norwegian Epic aún no se han determinado, por lo que unos ingenieros buzos se adentrarán al agua para evaluar la estructura.

La embarcación chocó ayer, martes, contra el muelle mientras intentaba atracar de emergencia por un desperfecto mecánico en los motores, rompiendo así unas plataformas de aluminio que se utilizan para desembarcar a los pasajeros de los cruceros.

“Para determinar los daños ya nosotros activamos a nuestros ingenieros buzos que ya van subiendo hoy a San Juan para tirarse al agua y tener un estimado más claro de los daños. Nosotros estaremos haciendo las reclamaciones pertinentes al seguro y a quienes conforme a la investigación entendamos que fue responsable del incidente”, indicó en una entrevista radial (WKAQ – 580 AM).

Maceira no pudo asegurar que sea la empresa Norwegian Cruise Line la que tenga que responder por todos los daños, pero subrayó que “definitivamente no le corresponde a la Autoridad de los Puertos”.

Según el funcionario, el barco iba rumbo a Tortola, pero pidió permiso para desviarse a San Juan por la emergencia. En el barco iban 2,000 tripulantes y 5,000 pasajeros, aproximadamente, y no se reportaron heridos por el accidente.

Precisamente, Maceira dijo que como el barco tendrá que quedarse en el muelle hasta mañana, jueves, los pasajeros están entrando y saliendo del barco con normalidad.

“Las dos plataformas de aluminio que rompieron son precisamente para poder canalizar los pasajeros, pero los pasajeros de este barco se pudieron bajar y están pudiendo entrar”, aseguró.

Sin embargo, Puertos tuvo que colocar vallas en el área del accidente porque los pasajeros se estaban acercando para ver los efectos del impacto en la estructura.

Maceira dijo que la línea de cruceros también tiene ingenieros buzos trabajando hoy en la reparación de los motores y para identificar si hubo daños estructurales en la embarcación.

Pese al choque, el muelle 3 seguirá funcionando. Se espera que el jueves atraque otro barco, pero en lado oeste de la estructura, que no fue afectada por el accidente.  

El director de Puertos añadió que ninguno de los empleados del muelle resultaron heridos y que el protocolo funcionó con normalidad. 


💬Ver 0 comentarios