Las autoridades católicas también suspendieron toda celebración pública relacionada a la Cuaresma. Más adelante esperan informar qué sucederá con las actividades de la Semana Santa. (GFR Media)

Las misas con público de la Iglesia católica quedaron suspendidas en la Arquidiócesis de San Juan y las diócesis de Ponce, Caguas y Fajardo-Humacao hasta el 30 de marzo.

Así lo informaron mediante comunicado de prensa, en el que anunciaron la medida para unirse a los esfuerzos dirigidos a contener la propagación del coronavirus (COVID-19).

El comunicado indica que los sacerdotes llevarán a cabo las misas solos para que sean transmitidos al público.

"Las celebraciones eucarísticas se realizarán privadamente por el sacerdote, y los feligreses podrán participar activamente de manera remota, es decir virtualmente", indica el comunicado.

Agrega que "desde hoy, III (tercer) Domingo de Cuaresma, quedan suspendidas todas las celebraciones públicas de la Eucaristía con la participación de fieles, también la dominical".

"Los sacerdotes han de celebrar diariamente la misa ofrecida por todos los enfermos y por quienes los atienden", agregó. "Todos los fieles quedan dispensados del precepto dominical mientras dure la grave crisis del coronavirus".

Las instituciones católicas mencionadas en el comunicado indican que "vemos la urgencia de suspender todas las actividades pastorales y parroquiales tales como: vía crusis, peregrinaciones, ensayos, conferencias, misiones, cursos, talleres, catequesis, reuniones parroquiales, de movimientos, así como cualquier otro evento que propicie la reunión de fieles en el mismo lugar".

"El virus necesita que haya movimiento de personas para poder sobrevivir", expresa.

Mientras, indicó que la atención pastoral se realizará de manera remota y establecerá un sistema de comunicación entre los miembros de la comunidades para conocer y acompañar a los feligreses.

Añadió que si alguien de una de las pastorales necesita visitar un hospital o funeraria "debe seguir estrictamente el protocolo establecido por las instituciones".

Más adelante informarán qué sucederá con las celebraciones de Semana Santa.

Por otro lado, el comunicado de prensa no mencionaba las diócesis de Arecibo ni la de Mayagüez.

En un comunicado separado publicado en las redes sociales ayer, domingo, la Diócesis de Arecibo indicó que por la orden ejecutiva de toque de queda emitido por la gobernadora Wanda Vázquez "no pueden celebrarse misas públicas ni ningún acto público".

Destaca que los sacerdotes no están incluidos entre las personas exentas por la orden ejecutiva, así que le instruía a los religiosos a que tenían hasta las 9:00 de la noche de ayer a buscar lo que necesitaran para celebrar las misas en privado en sus casas.


💬Ver 0 comentarios