Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Julia Keleher, secretaria de Educación, evalúa la creación de una nueva región para atender las particularidades de la zona montañosa. (Xavier J. Araújo Berríos)

Una capa administrativa se desvanecerá en agosto del sistema de educación y sus empleados se trasladarán de la oficina de distrito al interior del plantel escolar.

Entre las propuestas que cobrarán forma al inicio del próximo año escolar, la secretaria de Educación, Julia Keleher, anunció ayer que eliminará los 28 distritos escolares que actualmente se ubican bajo las siete regiones escolares en el organigrama administrativo.

“Lo más importante para realizar el cambio que queremos es el rediseño del sistema. Es romper lo que tenemos, que siempre ha sido un sistema unitario”, defendió así la descentralización del sistema.

Con el nuevo esquema administrativo, las siete regiones de Arecibo, Bayamón, Caguas, Humacao, Mayagüez, Ponce y San Juan se transformarán en siete nuevas superintendencias que atenderán las escuelas de la Isla.

Una octava región podría surgir del corazón de la Isla. En el centro, podría ubicarse una zona rural, categoría que de ser clasificada como tal, podría tener acceso a fondos federales adicionales. “Las necesidades de esa área son muy distintas a las que tenemos en San Juan”, recalcó la secretaria.

En conversación con este medio, la presidenta de la Asociación de Maestros, Aida Díaz, de inmediato elogió la propuesta por reconocer una realidad que históricamente ha padecido el peso de la indiferencia.

“Eso es excelente. Hay zonas totalmente aisladas, donde esos niños no tienen ninguna otra actividad que no sea el salón de clases. Ni la misma comunidad. Esas zonas necesitan una atención especial. Siempre hemos tratado a todas las escuelas por igual cuando la cultura, la idiosincrasia, el comportamiento es distinto”, agregó.

Para poder ocupar las sillas de mando de las siete u ocho zonas administrativas, los candidatos a superintendentes enfrentarán un proceso de reclutamiento que culminará en una academia de liderazgo.

“Lo que tiene que velar es que se escojan por sus cualidades y méritos, que obvien la parte política”, alertó la líder magisterial.

Para seleccionar a los siete nuevos superintendentes, se ha lanzado una convocatoria abierta a la ciudadanía. De las 157 solicitudes que ya se han recibido, 72 cumplieron con los requisitos mínimos. La visión académica, las cualidades de líder docente, las prácticas efectivas, el entendimiento de los estándares académicos, el manejo de presupuesto, la noción de responsabilidad son algunos de los renglones evaluados en esa etapa inicial.

“Tiene que ver con una evaluación profunda de la preparación y un proceso de adiestramiento. Tenemos que sentirnos seguros de quién es esa persona y sus capacidades profesionales”, explicó la cabeza de Educación.

Los 72 candidatos preaprobados pertenecen al sistema de educación –23 regionales o administrativos, 11 facilitadores docentes, 31 directores escolares y 7 maestros–. La lista se reducirá a un máximo de 30 candidatos que tendrán que atravesar una academia de liderazgo de la cual se elegirán los siete superintendentes que tendrán en sus manos el debido funcionamiento de las escuelas del País.

La reorganización administrativa también provocaría ahorro al fisco, pero la agencia todavía no puede precisar cuánto aliviaría su bolsillo una vez se desocupen los planteles físicos donde ubican las oficinas de distrito. La nómina de los empleados suma $2 millones, pero la funcionaria aclaró que ese monto quedaría inalterado, pues los empleados no enfrentarían despidos, sino reubicación.

Cerrarán planteles

Un paso que todavía no está tan avanzado en el “cómo” pero sí en el “cuándo” es el cierre de planteles escolares. Para agosto, el denominado “rediseño de escuelas” habrá entrado en vigor.

Actualmente, el plan se encuentra en proceso de evaluación, por lo que Keleher aprovechó la coyuntura para desmentir la existencia de una lista oficial de escuelas prestas a cerrarse, refutando lo circulado en las redes. “No me ayuda tener información falsa que provoca más ansiedad de la que ya existe”, comentó.

Luego de un análisis preliminar, el Departamento determinó que cuenta con 370 escuelas con una matrícula menor de 200 estudiantes. No obstante, la funcionaria planteó que, para tomar la decisión de cerrar un plantel, pondrá más atención en las condiciones físicas del mismo, que en la escasez de estudiantes.

Permitir el acomodo en mejores plantas físicas y allegar más recursos para atender las necesidades de los estudiantes son algunos de los factores que justificarán los cierres, sostuvo la funcionaria. Además, se evaluará la creación de escuelas especializadas -en deportes, bellas artes, ciencias y matemáticas, bilingües, técnicas, vocacionales-, entre las que ya destacan tres en Yauco que han manifestado su interés en especializarse en agricultura.

Propuestas así, que surjan de la propia comunidad, son las que la secretaria aspira que puedan configurar esa lista final de cierres y alteraciones a las escuelas del país, por lo que áseguró esta inmersa en un proceso de consulta a maestros, directores, estudiantes, padres, miembros de la comunidad, alcaldes y legisladores.

De parte de los maestros, Díaz informó que todavía no ha habido un diálogo oficial, pero su gremio está desarrollando una radiografía de todas las escuelas. “Queremos tener la seguridad y el conocimiento de qué escuelas pueden cerrarse”, comentó.

Keleher dejó claro que no se contempla despido de maestros. En el caso de que, durante la consolidación de escuelas, sobren docentes para los salones de clase, la jefa de agencia sostuvo que podría abrirse el espacio para que dos maestros compartan la tutela de un grupo de alumnos.

Quejas

Para que las incidencias -esas quejas por el deterioro de los edificios, por el mal estado de los salones, por las filtraciones y los techos rotos- lleguen y se tramiten de forma eficiente, la agencia implementó un sistema para reportar situaciones, canalizar y resolverlas a través de las regiones. Hasta fines de febrero, se han reportado 161 casos, todos referidos a las regiones, de los cuales 56 se han resuelto, 100 están en proceso y 4 están pendientes.

Además, concibe un plan de desarrollo profesional, que capacite a los superintendetes y readiestre a los maestros y los directores de todos los niveles -280 directores están tomando talleres actualmente-. A su vez, los talleres de capacitación validan el uso a los fondos federales del programa STEM y brindarán recursos a la Universidad de Puerto Rico, que se ocuparía de los programas de preparación de maestros.

“Ha iniciado con el pie derecho. Lo importante es que se mantenga firme y que siga dando la participación que le tiene que dar a las comunidades. He visto a una persona que se encarga personalmente de todos los casos que le llegan a sus manos y está empapada del sistema educativo”, opinó Díaz.


💬Ver 0 comentarios