Tras el incidente registrado en Aguadilla, el agente fue desarmado. (GFR Media)

La organización Kilómetro Cero cuestionó, este miércoles, las acciones de un agente de la Policía de Puerto Rico en medio de un incidente en Aguadilla, esta madrugada, que terminó con la muerte de un conductor de 41 años tras, presuntamente, haber agredido al oficial.

“Todos los agentes de la seguridad pública tienen que estar adiestrados para intervenir en conflictos con personas sin matarlas. Puede haber casos excepcionales en los que haya una amenaza real a la vida y un policía se vea obligado a protegerla, utilizando fuerza letal contra una persona. Sin embargo, hay que analizar los datos para identificar y denunciar un problema sistémico que persiste dentro de la Uniformada”, señaló la entidad sin fines de lucro mediante un comunicado.

Según el informe policiaco, el agente que estaba franco de servicio, identificado como Raymundo González Candelaria, transitaba por la PR-475 de Isabela cuando el conductor, identificado como Héctor Monroig Barreto, lo impactó por la parte posterior de su vehículo. Acto seguido, el agente se bajó de su auto para verificar los daños, mientras Monroig Barreto retrocedió con su vehículo.

Se desprende de la querella que, luego, González Candelaria, adscrito a la División de Transportación de la Policía en Aguadilla, se le acercó al hombre y este comienza a agredirlo con un roten. Presuntamente, Monroig Barreto no obedeció los comandos verbales del agente y, acto seguido, le propinó tres disparos con su arma de reglamento.

“La documentación que hemos recopilado este año en nuestro sistema de monitoreo nos indica que, de al menos 11 ciudadanos que murieron por uso de fuerza de la Policía este año, 6 de ellos no tenían armas de fuego. ¿Cómo entonces se justifica la fuerza letal del Estado?... Si ese hombre que mató a Monroig Barreto anoche no hubiese sido policía: ¿se le estarían radicando cargos? ¿Qué pasará con el agente González?”, argumentó la organización mediante un comunicado.

Del mismo modo, Kilometro Cero destacó que la Policía solo puede utilizar fuerza letal si es estrictamente necesario para defender la vida de un ataque inminente y está obligada a hacerlo de forma “razonable, proporcional y escalonada”.

La organización exigió, entretanto, mecanismos confiables y transparentes de rendición de cuentas, tanto a nivel interno en la Policía como externo; e investigaciones administrativas y criminales independientes sobre toda conducta delictiva e impropia de parte de agentes a cargo de la seguridad pública.

Tras el incidente registrado a eso de las 12:45 a.m., el agente fue desarmado, según el portavoz del Negociado de la Policía, Axel Valencia. Se informó, además, que la División de Investigación de Uso de la Fuerza iniciará una investigación.


💬Ver 0 comentarios