Laboratorio Clínico Toledo está cobrando $150 por la prueba. (GFR Media)

Entre el lunes y la mañana de hoy el Laboratorio Clínico Toledo, en Arecibo, ha colectado y enviado 43 pruebas de casos sospechosos de COVID-19 al laboratorio LabCorp, en Estados Unidos.

Así lo informó la licenciada Ilia Toledo, presidenta del Laboratorio Clínico Toledo, quien comentó que aún no ha recibido ningún resultado, pero espera que en los próximos días les llegue alguno.

“Me preocupa que el país no está preparado para recibir un volumen grande de muestras (de casos sospechosos de COVID-19)”, dijo al comentar que ya de LabCorp le informaron hoy que las muestras que les enviaron esta semana tardarán unos días más en procesarse debido al alto volumen de pruebas que están trabajando.

Toledo explicó que su laboratorio está cobrando $150 por prueba por los costos que conlleva procesar una muestra molecular de este tipo, aunque reconoció los esfuerzos que se están haciendo a nivel del gobierno de Estados Unidos y la legislatura en Puerto Rico para que estas muestras sean gratuitas.

De esto ser así, dijo, el gobierno tendría que pagarles a los laboratorios que la tramiten el costo de la prueba.

Anticipó que cuando su laboratorio tenga la capacidad de hacer la prueba en Puerto Rico el precio podría bajar. Sin embargo, explicó que el laboratorio ha tenido que incurrir en una serie de costos para poder procesar esta prueba, incluyendo el equipo de protección personal, la certificación de sus empleados en el uso correcto de la mascarilla y la maquinaria relacionado a los reactivos específicos de esta muestra.

“Medicare (Centro de Servicios Medicare y Medicaid, CMS) sugirió una tarifa, pero en Estados Unidos el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) le da los reactivos gratis a los laboratorios, aquí no”, indicó.

Según explicó, la tarifa propuesta por CMS es de $51 para los laboratorios que desarrollan sus propios reactivos de esta muestra o tienen que cobrar para adquirirlos, mientras que CMS sugiere el cobro de $36 para los laboratorios a los que el CDC les suple los reactivos.

Agregó que los laboratorios en universidades que tramitan estas pruebas reciben unos “grants” (fondos federales) que cubren el costo de esta prueba, al igual que los laboratorios que ubican en “teaching hospitals”, lo cual los ayuda a cubrir gran parte del costo de la prueba. Comentó, además, que Quest Diagnostics, LabCorp y Arup Laboratories desarrollaron sus propias pruebas, por lo cual para ellos el costo de esta prueba es menor, además de por el alto volumen de pruebas que están recibiendo para procesar y el equipo automatizado con el que las procesan, para el cual ya tienen un permiso especial de la Administración federal de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés).

“El proceso de nosotros (para manejar estas pruebas) es más manual”, indicó.

Toledo advirtió que su laboratorio solo está colectando pruebas de personas que tengan una orden médica para hacerse la prueba y manifiesten los síntomas de esta enfermedad.

Señaló que del laboratorio recibir algún caso positivo, le notificaría inmediatamente al Departamento de Salud para que la agencia pueda incluirlo en sus estadísticas, así como divulgarlo públicamente.


💬Ver 0 comentarios