La representante María Milgaros Charbonier tiene a su cargo la discusión del proyecto del nuevo Código Civil. (semisquare-x3)
La representante María Milgaros Charbonier tiene a su cargo la discusión del proyecto del nuevo Código Civil. (GFR Media)

La mayoría de la Cámara de Representantes mantendrá intacta la mayoría de edad en 21 años en el Código Civil, a pesar de que varios de sus miembros proponen rebajarla a 18 años para reducir el periodo de pago de pensión de alimentos, supo El Nuevo Día.

La representante María Milagros Charbonier, quien tiene a su cargo la discusión del proyecto del nuevo Código Civil, reconoció el 29 de enero, que varios de sus compañeros habían presentado la idea en un caucus.

Sin embargo, el miércoles, Charbonier, dijo que se decidió dejar el estado de derecho como está, aunque el portavoz de la mayoría, Gabriel Rodríguez Aguiló, dijo no estar tan seguro.

Se queda la mayoría en 21 años”, dijo Charbonier a este periódico.

Sigue siendo una preocupación porque hay situaciones que parecerían injustas, como que un padre tenga que pasar pensión a un menor que no se ha casado, pero convive, y esas situaciones excepcionales las vamos a trabajar directamente en la Ley de Sustento de Menores para hacer una enmienda. No es algo que me interesa a mí, pero si radican el proyecto se atiende”, indicó.

El estado de derecho actual permite que se ajusten las pensiones cada tres años para atender escenarios como los que plantea Charbonier.

En entrevista por separado, Rodríguez Aguiló confirmó que el tema se discutió en el caucus.

“Si algún compañero tuvo comunicación con ella (Charbonier) y ella lo ha atendido o no, esa parte no la conozco. Habrá sido una conversación más personal, pero eso (la mayoría de edad) se va a discutir en un caucus”, dijo Rodríguez Aguiló.

Charbonier, de otra parte, dijo que en el Código Civil se incluirá el concepto de la mancomunidad en reclamaciones de daños.

La fecha para atender el proyecto en el hemiciclo es incierta.

El concepto de la solidaridad implica que cada figura demandada responde civilmente por la responsabilidad que decida el tribunal. Como explicó el representante popular Luis Vega Ramos, el ejemplo clásico es cómo el resarcimiento de daños, una vez se adjudica un pleito a favor de un cliente sufrió una caída enuna tienda y que fue provocada por un derrame de líquido, se divide entre el negocio, cualquier empleado responsable del daño y quien derramó el líquido.

Con la mancomunidad, el demandante radica pleitos contra cada causante del daño.

“Usualmente vas detrás (en demandas) del que tiene más dinero y paga la sentencia. Cuando el Tribunal decide qué responsabilidad tiene cada parte, el demandado que tiene más dinero se vira a las otras partes a recobrar parte del dinero”, dijo Vega Ramos.

“Me parece justo que cada cual pague el daño que causó, pero en el mundo real, usualmente la parte que demanda es la que menos recursos tiene y la mayor necesidad de que le reparen y la política debe ser que quien sufrió el daño cobre lo antes posible.

Rodríguez Aguiló dijo que trajo el tema a discusión a raíz del eterno debate sobre la impericia médica en Puerto Rico.

La preocupación la traje a la discusión y es que llevamos varios cuatrienios atendiendo el tema de la impericia médica, que afecta también los servicios de salud en la isla. Queremos ver cómo lo que vamos a aprobar afecta positiva o negativamente los casos de impericia médica”, dijo Rodríguez Aguiló.


💬Ver 0 comentarios