(GFR Media)

La Guardia Nacional toma medidas de mitigación para atender la acumulación de agua en dos campamentos base de damnificados por los sismos, mientras evalúa posibles alternativas para los refugiados en caso de que continúe la problemática.

Así lo informó Miguel Méndez, general de la Guardia Nacional, quien está a cargo de los cinco campamentos oficiales establecidos por el gobierno para los refugiados por los sismos.

Desde ayer circularon fotografías de inundaciones en áreas de los campamentos en el estadio municipal Mario "Ñato" Ramírez de Yauco y el estadio Francisco "Paquito" Montaner de Ponce.

También se reportó una inundación en un campamento levantado por ciudadanos en Guánica, pero el gobierno dijo desconocer esa situación, mientras atiende los casos en Yauco y Ponce.

"A raíz de la lluvia de los pasados días... tuvimos unos lugares de empozamiento en los distintos campamentos que pudieron haber afectado a distintos residentes", dijo Méndez. "Se están tomando todas las medidas de mitigación para que esto se reduzca y prevenir cualquier otro incidente de lluvia como puede ocurrir en el fin de semana principalmente".

"Estamos colocando paletas de madera en el piso y creando distintos tipos de acceso para las facilidades dentro del campamento. También se están colocando paletas con paneles de madera, para que los catres puedan tener una elevación y no estén directo en el suelo. Ya están algunas de esas iniciativas en Yauco y van a continuar en los demás campamentos", agregó.

Asimismo, señaló que han colocado bolsas de arena para ayudar a las escorrentías de agua en los campamentos, mientras que están "trabajando con los sistemas de drenaje de las facilidades para aminorar el impacto".

Sus expresiones tuvieron lugar durante una conferencia de prensa sobre las gestiones del gobierno relacionadas a la emergencia causada por los sismos en el sur y suroeste de Puerto Rico.

En la rueda de prensa mostraron fotografías de hoy de algunas áreas del estadio Montaner, que tiene suelo con grama artificial, para mostrar que la situación ya no presentaba problemas allí.

Sin embargo, el alcalde de Yauco dijo hoy a El Nuevo Día que permanecía un problema para las familias en el campamento porque el suelo del estadio estaba enfangado.

"Alrededor de 200 personas permanecen en este refugio base", dijo el alcalde de Yauco a El Nuevo Día. "Tenemos campamentos comunales en varios parques también que pudo haber pasado lo mismo allí y por eso es nuestro llamado a tener una reunión. Esto se puede convertir en una bomba de tiempo si seguimos dejando a estas personas viviendo en estas condiciones", manifestó Torres a El Nuevo Día.

El problema se podría agravar si se cumplen los pronósticos planteados por el meteorólogo Ernesto Morales en la misma conferencia de prensa.

Morales dijo del patrón observado durante las pasadas 24 a 36 horas, que dejó una pulgada y media de lluvia, "se mantienen las condiciones favorables para lluvia en los próximos días, siendo el domingo el día más lluvioso".

También advirtió que "los suelos en el sur están saturados y no necesitan mucha lluvia para que se vean afectados".

Según el general Méndez, la ubicación de los campamentos se seleccionó por determinación entre varias agencias.

"La cantidad de lluvia que cayó en un momento corto fue sustancial. Son lugares seguros respecto a lo que necesita un campamento base. Nos provee la seguridad con la Policía, para proveer alimento, ducha, 'laundry' (lavandería)", comentó.

"Hay que tener en cuenta que esto es una extensión de territorio grande para tener todo. Pero, según se evaluaron, se determinó que eran sostenibles", añadió.

Por su parte, el secretario de Asuntos Públicos de Fortaleza, Osvaldo Soto, dijo que por el momento no tienen contemplado "cambios operacionales".

"Ya se están tomando las medidas poniendo paletas y paneles, y se han estado relocalizando personas dentro del mismo campamento base a lugares donde no se acumule tanta agua", mantuvo Soto. "No es preocupación, estamos atendiendo la emergencia y todo el componente gubernamental está allí presto para atenderla".

Pero el general Méndez sí adelantó que miran opciones por si eventualmente tuvieran que usa algún otro lugar para los refugiados.

"Se continúa el esfuerzo de identificar otras zonas, teniendo en cuenta el tamaño y los requisitos de las facilidades para poder reubicarlas", señaló Méndez.

"No solamente sería para posible reubicación de estos campamentos, sino también por si hubiera la probabilidad pequeña de algo mayor, poder tener unos sitios alternos dentro y fuera de estos municipios", abundó.

Hasta la mañana de hoy había 2,039 personas en los 16 refugios del Departamento de la Vivienda, incluyendo los cinco campamentos base que tienen: 200 refugiados en Guánica, 253 en Peñuelas, 362 en Ponce, 353 en Guayanilla y 124 en Yauco, informó Pedro Janer, secretario designado del Departamento de Seguridad Pública.

Además, hay 2,783 refugiados en campamentos levantados informalmente por ciudadanos en varios municipios.

"El aumento de ayer a hoy (en esos campamentos) se debe a que en la mañana el municipio de Ponce informó de nuevos refugios informales", afirmó Janer.


💬Ver 0 comentarios